Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cotino dice que no ha robado en su vida ni ha permitido que nadie lo hiciera

Juan Cotino es, según el juez, el ‘factotum’, el elemento nuclear en las irregularidades del viaje al Papa a Valencia. Le acusa de recibir un chaquetón de 375 euros de la Gürtel. Hoy ha recogido el auto que le sienta en el banquillo e ironiza con ese regalo. Cotino, presuntamente, es el que consiguió que las pantallas y la megafonía para retransmitir la visita de Benedicto XVI las colocase la trama por  7 millones y medio de euros, más del doble del precio real. Lo pagó la radio televisión pública valenciana. Ni él ni la cúpula de la Gürtel reconocen el cobro de comisiones. Ni Correa, ni  Pablo Crespo, ni el Bigotes. Pero el juez cree que se repartieron tres millones de euros. Hay 24 acusados y las fianzas suman 200 millones de euros.