Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un testigo evita implicar a Mas en la trama pese a que Prenafeta lo menciona en las conversaciones

El promotor catalán Lluis Casamitjana ha asegurado este martes en una nueva sesión del juicio por el caso Pretoria que no recordaba si el expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas estaba implicado en una operación urbanística de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) pese a que el exsecretario de Presidencia Lluis Prenafeta se refiere a él en una conversación telefónica reproducida en la vista como el mediador de la misma.
Casamitjana, consejero delegado de la inmobiliaria Espais entre los años 1995 y 2010, ha declarado en calidad de testigo que se le presentó una oportunidad de negocio en dicha localidad catalana y que Prenafeta actuó como intermediario para conseguir, según expone el Ministerio Público, que su empresa fuera la adjudicataria de unos terrenos públicos.
En la conversación telefónica mantenida en julio de 2009 entre este testigo y Prenafeta --grabada por orden del juez instructor de la trama Baltasar Garzón--, se hace referencia al papel de Mas y de cómo este intercedió llamando a Consuelo Pla, en aquel momento teniente de alcalde de CiU, para que votara a favor del plan de Espais.
El promotor ha explicado ante el tribunal que preside la magistrada Concepción Espejel que igualmente Prenafeta intermedió en la venta de unos terrenos junto al puerto deportivo en Badalona junto con el empresario y presunto cabecilla de la trama Luis García alias 'Luigi' para el que la Fiscalía pide ocho años de cárcel; la pena máxima solicitada para los once acusados.
OPERACIÓN BADALONA
"Esta operación nos la presenta el señor Prenafeta y el interés es porque el suelo está en un sector muy interesante, en primera línea de mar. En aquel momento éramos activos en búsqueda de solares y contactamos con el señor Luis García que nos explicó el estado de la situación. Entramos en negociación y al final compramos el suelo urbano consolidado", ha indicado el empresario.
Según expone la fiscal Anticorrupción Ana Cuenca en su escrito de acusación, en la conocida como operación Badalona participaron los acusados 'Luigi', su presunto testaferro Manuel Valera, Prenafeta y el exconseller de Economía Macià Alavedra, quienes, "a cambio del cobro de ilícitas comisiones", mediaron para que la sociedad pública Marina Badalona comprara los terrenos al ICO.
Añade que tras esta operativa se creó Badalona Building Waterfront con el fin exclusivo de comprar un edificio dentro del Plan Especial del Sector Público de Badalona y transferirlo a Espais y Procam. Estas, a su vez, abonaron 1.461.000 euros a la sociedad Poliafers, controlada por Prenafeta, y que lo repartió dando cerca de medio millón de euros a Alavedra y 'Luigi '.
"SIN FAVORES A CAMBIO"
Frente a la tesis de la fiscal, el también testigo Jeff Schroeder Quijano ha matizado que su grupo Schroeder (que integró la sociedad Badalona Building Waterfront) prestó doce millones de euros a Marina Badalona para que adquiriese los terrenos y les dejaran parte de los mismos para edificar; una operación que se hizo "sin favores a cambio".
"La oferta era muy interesante y decidimos todos los socios vender a Espais. A mi me dijeron que tenía que ir al notario a firmar y luego me enteré por los periódicos que había sido Alavedra el que había intervenido", ha precisado a preguntas de las partes.
La trama de corrupción Pretoria la integran la recalificación de los terrenos de Badalona, la operación Pallaresa (desarrollada en Santa Coloma de Gramenet) y la operación Niesma (Sant Andreu de Llavaneres) que operó en los consistorios de dichos municipios entre los años 2000 y 2009. Por estos hechos la fiscal atribuye los acusados delito continuado de tráfico de influencias y blanqueo de capitales.