Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jueces mantienen la prisión provisional al testaferro de Rato

Se confirma la prisión provisional para el presunto testaferro de Rodrigo Rato, Alberto Portuondo. El juez considera que sigue existiendo un riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. Portuondo era una especie de agente doble: cobraba por asesorar varias personas en Bankia simplemente "hablando con ellos" y por otro, dos empresas, Publicis y Zenith, le habían fichado para que les consiguiera contratos. La jugada fue perfecta: fueron esas dos compañías las que se llevaron la mayoría de contratos de publicidad de la entidad hasta 2012. Cerca de 50 millones de euros. Un ejemplo, el contrato de publicidad para la salida a bolsa. El coste eran 15 millones con un millón y medio más directamente para Presidencia. Según un documento publicado hoy por el diario El Confidencial, el comité que analizó y aprobó estas cantidades indicó: que no se desglosaba para qué era el gasto de Presidencia ni tampoco se detallaba cómo se había elegido al proveedor de publicidad.