Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos reclaman un refuerzo policial en Ceuta tras la pérdida de 50 efectivos con respecto a 2015

Los sindicatos han reclamado que se refuercen las medidas de seguridad en "la frontera de África con Europa" en Ceuta tras la pérdida de 50 efectivos con respecto a 2015 y después de que 200 inmigrantes subsaharianos consiguieran esta mañana acceder a la ciudad autónoma burlando los controles de la valla.
El pasado 1 de diciembre la Confederación Española de Policía (CEP) volvió a denunciar la disminución de policías en la plantilla, destacando una "pérdida drástica" durante el año 2016 con el descenso de 50 agentes.
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha elevado a 500 el número de inmigrantes que habrían entrado en Ceuta de madrugada para, posteriormente, dispersarse entre las barriadas de Juan Carlos I, Loma Margarita y Príncipe Alfonso, "denominada en más de un ocasión", recuerdan sobre esta última zona, "como el principal foco de yihadismo en España".
CSIF se ha remitido a sus denuncias sobre la falta de efectivos del cuerpo de Policía Local en Ceuta, donde sólo han incluido cinco plazas en la última oferta de empleo público, "una cantidad que no permite cubrir las vacantes por jubilación".
"Consideramos que las instancias autonómicas y el Gobierno no afrontan este problema de manera adecuada para reducir al mínimo los incidentes que ocurren con normalidad", sostiene en un comunicado CSIF.
Este sindicato también alerta de que la futura apertura del nuevo paso fronterizo Tarajal II se llevará a cabo "sin los medios necesarios con la excusa de que no es posible hasta que se produzca la autorización de Marruecos".
Este mes de noviembre, la Unión Federal de Policía (UFP) habló de "caos" para definir la situación en la frontera del Tarajal, culpando de ello a la falta de colaboración de las autoridades marroquíes "que interrumpen el tráfico del paso fronterizo durante horas".
Las denuncias sindicales por la situación en Ceuta se remontan a otros años. En 2014, la secretaria general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Mónica Gracia, visitó la zona y criticó la situación "tercermundista" que tienen que afrontar los agentes de la Policía Nacional emplazados en la frontera que separa Ceuta de Marruecos como consecuencia de la acumulación de personas y la falta de medios.
SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, se ha desplazado este viernes a Ceuta para informar de los últimos datos sobre el operativo dispuesto por el Gobierno tras la entrada de 200 inmigrantes subsaharianos que consiguieron burlar los controles y traspasar el vallado fronterizo de la ciudad autónoma.
El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado a primera hora de la mañana de que ya habían sido detenidos la mayoría de los 200 inmigrantes que entraron de manera irregular en Ceuta al cruzar la valla que separa la ciudad autónoma de territorio marroquí.
Según la información de la que disponía Zoido antes de la participación en Bruselas en su primer Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI), aún quedaban por localizar un 20 por cientos de los inmigrantes que habían logrado acceder a Ceuta.
El ministro ha explicado que "en su mayoría" han sido detenidos en los momentos que han seguido a la entrada a Ceuta, y que el resto "están siendo localizados" para tomar "las medidas oportunas" y "conforme a la ley" cuando sean arrestados.
Los hechos se han producido sobre las 6.15 horas, cuando unos 200 inmigrantes subsaharianos han logrado violentar una de las puertas del vallado, en la parte media de la defensa de ocho kilómetros, y han logrado entrar en la zona española, según han informado fuentes policiales a Europa Press.
Este mismo miércoles, Zoido eligió Rabat para realizar el tradicional primer viaje internacional como nuevo ministro del Interior. La cita sirvió para afianzar los "lazos fraternales" con el país vecino en la estrategia frente al terrorismo, la lucha contra el tráfico de drogas y la regulación de la inmigración respetando los derechos humanos.