Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los agentes en la frontera de Ceuta y Melilla "siguen sin instrucciones precisas"

Jorge Fernández DíazTelecinco.es

El sindicato policial UFP ha denunciado en un comunicado que los agentes destacados en las fronteras de Ceuta y Melilla "siguen sin instrucciones precisas" sobre cómo actuar en caso de un salto en grupo de las vallas. UFP considera que esto es fruto de una "inoperancia política" que, aseguran, "se pierde en buscar rentabilidad en los sucesos de El Tarajal" mientras "el caos y los problemas siguen campando en la zona".

La organización afirma que los cien agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) destinados a Melilla no tienen "cometido ni función precisa" y han sido enviados allí "para actuar bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad según el Ministro de Interior". "Muchos --afirma--, están preocupados de las repercusiones político-mediáticas de su trabajo".
Para la UIP, la comparecencia del secretario de Estado de Seguridad ante el Congreso de "un nuevo acto de hipocresía", porque se dieron cuentas de "unos sucesos que están judicializados y cuyas posibles responsabilidades se dirimirán donde, en un estado de derecho, deben dirimirse: en los Tribunales".
"Pensábamos que era el control de fronteras pero nuestro despiste llega al extremo que a estas alturas no sabemos si regalar flores a quien llega o encargar ladrillos para construir un muro aún más alto, desde luego jamás lanzaremos pelotas de goma, queda mal hacerlo en frontera, aunque si podemos hacerlo a los mismos inmigrantes si atentan contra el orden público en una manifestación en el interior del país", dice la UFP.
La UIP solicita el cese del Delegado de Gobierno en Ceuta porque, según dice el sindicato, acusa a la Policía Nacional de "falta de colaboración cuando, precisamente es él quien debe organizarla". Además, pide que se solicite ayuda a Frontex y que se precisen protocolos de actuación.