Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey, la vicepresidenta y Puigdemont, juntos en un acto en Barcelona

Entrega de los premios Carles Ferrer Salat en Barcelona con la presencia del Rey y de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que han compartido saludo y mesa con el presidente de la Generalitat. Carles Puigdemont ha aprovechado la ocasión para hacer varias reivindicaciones independistas y para acusar, en su discurso, al estado de ser "negligente con sus deberes" con Cataluña. El president ha respondido al mensaje que Felipe VI había dirigido por la mañana ante las Cortes a los independentistas catalanes, asegurando que el Estado "judicializa cualquier iniciativa política, especialmente aquellas encaminadas a escuchar a la opinión ciudadana". Palabras que no han obtenido respuesta. Por la mañana en el Congreso ya había pedido respeto a la ley y a los tribunales.