Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan restos fecales en la comida de hospitales públicos de Navarra

Personal de Salud Pública del Gobierno de Navarra ha afirmado que se han detectado un total de 22 deficiencias en los controles realizados al nuevo servicio de cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra puesto en marcha el 21 de enero de este año y ha destacado que a lo largo de los meses "se han ido corrigiendo algunas deficiencias, pero otras se repiten". Entre ellas, se han detectado restos fecales en la comida que ofrece la empresa privada Mediterránea de Catering, informa EITB. Por ello, el 9 de abril realizó una propuesta de expediente sancionador a la empresa.

La falta de higiene ha provocado que hayan encontrado la bacteria E.coli en unos espaguetis, lo que significa que había restos de excrementos, según los inspectores.
La inspectora de salud pública Agurtzane Jiménez, quien ha comparecido junto al responsable del servicio de Seguridad Alimentaria y Sanidad Ambiental del Ejecutivo navarro, Javier Aldaz, en una sesión de trabajo en el Parlamento de Navarra para explicar cómo se llevan a cabo los controles en el servicio de Cocinas del CHN y si ha habido algún cambio en la forma de realizarlos a la entrada de la empresa Mediterránea de Catering, ha señalado que en uno de los controles realizados a 21 muestras de platos preparados, pero no listos aún para el consumo, "se encontró listera monocytogene". De los 32 platos listos para el consumo, ha agregado, se hallaron 11 a temperatura menor de la establecida.
Jiménez ha explicado que se han detectado 22 deficiencias relacionadas con "la inadecuada vestimenta del personal, que no dispone de vestuarios; malas prácticas de manipulación, higiene no adecuada de tazas, platos y otros utensilios, así como de las instalaciones; desperdicios de alimentos en las inmediaciones de la cocina, cajas de pollo en contacto con el suelo, mala conservación de patatas refrigeradas, falta de trazabilidad, y gestión no correcta de platos testigos".
Según ha explicado, a lo largo de los meses "se han ido corrigiendo algunas deficiencias, pero otras se repiten". "La empresa es la responsable de que se sirvan los platos con seguridad alimentaria y en condiciones. Nosotros lo único que hacemos es verificar si se hace correctamente", ha apuntado.
Jiménez ha relatado que el 21 de enero, día en que comenzó la gestión del servicio de cocinas por parte de Mediterránea de Catering, se detectaron "trabajadores con vestimenta inadecuada, con piercing, anillos, o lavamanos sin jabón".
Asimismo, ha destacado que "hubo un fallo generalizado del sistema del frío, con temperaturas disparatadas" y ha añadido que "la mayor parte de la comida se decomisó, se tiró".
La inspectora ha puesto de relieve que "el responsable de la empresa es el responsable de la seguridad e higiene alimentaria, de tener implantado todo el sistema de autocontrol". Después de que Salud Pública comunicara a la empresa que especificara este sistema, según Jiménez, Mediterránea de Catering ha presentado una documentación en la que "sigue habiendo errores".
Por su parte, Javier Aldaz ha afirmado que la inspectora tiene "el respaldo total" del Instituto de Salud Pública y ha afirmado que no se han detectado alimentos contaminados. En todo caso, ha pedido a la empresa que "revise sus actuaciones en cuanto a limpieza y desinfección".
"INCAPACES DE SOLUCIONAR DEFICIENCIAS"
La parlamentaria de Aralar-NaBai Asun Fernández de Garaialde, en el turno de intervención de los grupos, se ha mostrado "alucinada" por lo expuesto por la inspectora de salud y ha criticado que hayan sido "incapaces de solucionar las deficiencias" detectadas desde la puesta en marcha del servicio.
En la misma línea, la representante de Bildu Bakartxo Ruiz ha criticado "la opacidad y el oscurantismo de la empresa y del departamento de Salud, que nos están tomando el pelo".
Por su parte, la parlamentaria de I-E Marisa de Simón ha defendido que Mediterránea de Catering "no estaba preparada para asumir el servicio" y ha aludido a "problemas de higiene y falta de control de la propia empresa". De Simón se ha preguntado "si los riesgos a los que están sometidos los pacientes son asumibles, ya que aunque no se ha servido ningún alimento no apto para el consumo, debe haber una seguridad total de que esto no vaya a ocurrir en un futuro".
Desde UPN, Antonio Pérez Prados ha puesto de relieve que el departamento de Salud del Gobierno de Navarra "ha puesto un cuidado especial en inspeccionar las cocinas del CHN, en un número mucho mayor de inspecciones con respecto a otras empresas alimentarias de Navarra". Además, el regionalista ha destacado que "no se ha puesto nunca en duda la seguridad microbiológica de la alimentación".
El socialista Samuel Caro ha asegurado que se ha quedado "perplejo" ante la explicación del personal de salud pública y se ha preguntado si "todo esto es normal". El parlamentario también ha cuestionado "si se han tomado cartas en el asunto" después de notificar a la empresa las deficiencias.
Por último, el parlamentario del PPN Enrique Martín de Marcos ha valorado que "en ningún momento ha habido riesgo para la salud alimentaria porque si no, habrían mandado cerrar la empresa", aunque ha aludido a "alteraciones de tipo higiénico". El 'popular' ha opinado que "debemos sentirnos seguros por el trabajo que realizan" desde Salud Pública.