Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo caso de ratones en una sede judicial de Madrid propicia quejas de jueces y trabajadores

El Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) y las asociaciones judiciales ha denunciado ante la Consejería de Justicia de Madrid nuevamente "el deplorable" estado de las infraestructuras judiciales, incluso desde el punto de vista sanitario.
Así lo ha hecho tras aparecer de nuevo ratones en la sede de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo situados en el número 19 de la madrileña calle Gran Vía.
Las criticas también se han expresado por parte de la Comisión Interasociativa de Madrid (CIM), que aglutina a los jueces de las diversas asociaciones judiciales.
Por un lado, STAJ ha destacado que a menudo aparecen excrementos encima de las mesas o de los expedientes, además de ver a los propios animales, vivos o cuando se ponen trampas y aparecen muertos hasta que alguien de la empresa los retira.
En la misma sede, según sus criticas, han estado estos días sin aire acondicionado y sufriendo los trabajadores y el público asistente, temperaturas de más de 30 grados, pese a que desde el sindicato, se avisó con tiempo para que se procediera a la revisión de los sistemas de refrigeración.
Hace dos días en los Juzgados de Aranjuez se ha desplomado una parte del techo de una sala de vistas, (hechos que acontecen a menudo en distintas sedes) en la que unos momentos antes había numeroso público celebrando juicio.
"La imagen de la justicia empieza en los lugares donde realizamos nuestro trabajo y que a simple vista carecen de las mínimas medidas de accesibilidad , de seguridad e incluso de higiene", ha criticado.
Los trabajadores y usuarios del servicio público de la justicia reclaman unas infraestructuras dignas y que los responsables políticos de las mismas no se escondan tras unas declaraciones de intenciones ante la opinión pública.
Por su parte, las asociaciones judiciales han denunciado "la notoria insuficiencia del tan cacareado" Plan de Choque elaborado por la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid, que es "un elenco de medidas de parcheo que no obedecen a una verdadera voluntad" de instaurar una política de Administración de Justicia a largo plazo.