Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU confía en que el "error" de la querella contra Mas, no acabará en condena

El grupo parlamentario de CiU en el Congreso ha insistido este lunes en que la querella que la Fiscalía impulsó contra el presidente Artur Mas, su vicepresidenta, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, fue un "error" y confía en que, pese a su admisión a trámite, no acabe en una "condena" de los miembros del Ejecutivo catalán.

Así lo ha asegurado en declaraciones en la Cámara Baja del diputado convergente y vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso, Jordi Jané, quien ha recalcado que su formación respeta, pero no comparte la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de tramitar la citada querella.
"La querella es un error porque es querer llevar a los tribunales lo que fue la expresión de millones de personas que, de forma cívica quisieron participar en lo que, desde el punto de vista democrático siempre debe atenderse, como es la voluntad de la ciudadanía de expresar libremente su opinión", ha señalado Jané.
En este contexto y tras reiterar su "absoluto respeto a los tribunales" ha mostrado su deseo de que en este caso, tras escuchar los argumentos de todas las partes, el proceso acabe "no condenando lo que fue proceso participativo" que tuvo una "gran respuesta ciudadana".
Busquen a los que incumplen en el Gobierno
De su lado, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha utilizado su cuenta de Twitter para emitir su opinión sobre la admisión de la querella contra Mas, Ortega y Rigau "por presunta desobediencia" al Tribunal Constitucional. "Respeto, pero no lo comparto", ha escrito en un mensaje recogido por Europa Press.
Además ha retado a la Fiscalía a investigar todos los casos en los que el Gobierno central "ha incumplido sentencias" del Constitucional. "Encontrará un montón de querellables. ¡Ánimo!", añade Duran.