Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El dueño del bar Faisán reconoce el chivatazo de "un policía" sobre la detención de un etarra

El dueño del bar Faisán declara en el juicio por el chivatazo a ETAEFE

El propietario del bar 'Faisán', Joseba Elosua, ha asegurado en la Audiencia Nacional que pensó que la persona que le alertó de la existencia de una operación contra el aparato de extorsión de ETA era "policía" porque le dijo que iban a "retener y cachear" en la frontera al presunto enlace de la banda, José Antonio Cau Aldanur. Por su parte, la Policía francesa se negó a detener al dueño del bar 'Faisán' porque sus agentes tenían que "recibir órdenes de París", según ha señalado un miembro del equipo investigador que ha declarado como testigo en el juicio.

En una declaración extremadamente confusa y dubitativa, Elosua, de 78 años, ha asegurado no recordar los detalles de la llamada del chivatazo aunque cuando el fiscal, Carlos Bautista, le ha preguntado si su comunicante le dijo "ya sabes cómo están las cosas, van a detener a Cau en la frontera", él ha contestado: "Eso es".
"Me quedé completamente abobado. ¿Pero quién me llama y para qué me llama y cuál es el fundamento de la llamada, esto es una tomadura de pelo?", ha asegurado que pensó tras recibir la filtración. A continuación ha añadido: "Me quedé completamente abobado, grogui. Lo único que hice fue volverme un poco 'tararí'"
La policía francesa debía recibir órdenes de París
La Policía francesa se negó a detener al dueño del bar 'Faisán', Joseba Elosua, después de recibir el chivatazo al aparato de extorsión de ETA porque sus agentes tenían que "recibir órdenes de París", según ha señalado un miembro del equipo investigador que ha declarado como testigo en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional.
El agente, que formaba parte de la Sección de Economía de la Comisaría General de Información que dirigía el comisario Carlos Germán, ha declarado que, tras el soplo, se desplazó hasta las afueras de Bayona para controlar el encuentro que Elosua mantuvo con el enlace del aparato de extorsión de ETA, José Antonio Cau Aldanur.  
Según ha dicho, conminó al responsable de la División Nacional Antiterrorista (DNAT) francesa, Christian Pomes, a que procedieran a la identificación de los dos sospechosos porque el propietario del 'Faisán' llevaba un bulto envuelto entre periódicos y todo hacía apuntar a que se estaba produciendo un pago.
"Teníamos todos los parámetros (para efectuar la detención) que llevabamos buscando desde hace meses", ha señalado el testigo antes de apuntar que su homólogo francés mostró "ciertos recelos" hacia la intervención, que se negó a hacer argumentando que "no tenía capacidad" para tomar esa decisión sin el permiso de sus jefes.