Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Procesiones y pasión en Zamora

La pasión tomó Zamora en el Lunes Santo. Con luz tenue y paso lento se llevó al Cristo de la buena muerte por el casco antiguo. Entonado por los pocos más de 300 cofrades, emocionó a miles de personas. Además, su imagen es la única de la ciudad que se procesa inclinada.

El silencio sepulcral lo rompió la hermandad de la Tercera Caída, con más de dos mil cofrades, todos varones. Esta es una de las procesiones más emocionantes de la localidad de Castilla y León, y esta Semana Santa cumple 75 años. Y no sólo se vieron capirotes, también algunos iban vestidos con uniformes militares. Una procesión que se llenó de lágrimas con el homenaje a sus compañeros de cofradía fallecidos.