Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los problemas fiscales de Ronaldo

Aislado de la polémica, como si no fuera con él, Cristiano Ronaldo no aclara si sigue investigado o si ha pagado una sanción a Hacienda por los 150 millones de euros que habría desviado, presuntamente, a un paraíso fiscal primero y a una cuenta en Suiza después. Desde la agencia de Jorge Mendes, su representante, el que habría urdido toda la trama, insisten en que todos están al día con el fisco. Aunque como publica El Mundo, sus abogados le advirtieron del riesgo de estas estructuras offshore, que tampoco convencían a los asesores de José Mourinho. La tensión fue más palpable a partir de 2014, cuando la Agencia Tributaria empezó a inspeccionar a jugadores de su órbita, como Carvalho, Coentrao o Pepe. Pero mantuvieron su operativa. Un ejemplo: Mourinho, que engañó, dicen, al fisco con un millón de euros en gastos ficticios, al margen de los 12 millones por derechos de imagen por los que no declaró ni un euro. Salpicados también, los colombianos James y Falcao, expedientado, con dinero en las Islas Vírgenes. También Michael Laudrup, que niega que haya recibido ni un céntimo. Pero parece que, al menos, su representante sí: 4,3 millones por los fichajes que hacía el danés como entrenador del Swansea. El propio club galés lo denunció. También rechazó esas prácticas Martin Odegaard. Cuando, con 16 años, fichó por el Madrid, los abogados de Mendes le ofrecieron a su padre crear una empresa para gestionar sus derechos de imagen. No lo hizo, alegó, por una cuestión moral.