Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Audiencia ve "impecable" el desarrollo del juicio del caso Palau

El presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio, se ha felicitado este jueves de que el juicio del caso Palau, que se celebra desde hace dos meses en la Ciudad de la Justicia, se esté desarrollando "de manera impecable".
En la presentación de la memoria de la Audiencia de 2016, Recio ha querido hacer hincapié en que la causa del Palau llegó al tribunal en agosto y que en diciembre el tribunal ya estaba "en condiciones" de celebrar el juicio, pero finalmente se demoró el comienzo a marzo por cuestiones de agenda de los abogados.
Aunque este tramo judicial fue rápido, donde se estancó el proceso judicial fue en su fase de instrucción, donde la causa estuvo ocho años a contar desde el momento en que los Mossos d'Esquadra irrumpieron en el verano de 2009 en el Palau de la Música para registrarlo.
Una de las causas de estos retrasos fue la tardanza de la Audiencia de Barcelona para resolver recursos interpuestos por las partes, algo que Recio ha reconocido este jueves, pero lo ha achacado a la "insoportable" carga de trabajo que ha tenido el tribunal a lo largo de estos años.
"Cuando a los jueces se nos dota de medios adecuados, tenemos una respuesta adecuada y ágil", ha considerado el presidente de la Audiencia, que ha recordado que la Sección Décima que se encarga del caso Palau ha tenido que reforzarse con más jueces para que el tribunal encabezado por la magistrada Montserrat Comas pudiera centrarse en este juicio.
Recio ha augurado que después del verano el tribunal dictará una sentencia "impecable", en este causa en la que se juzga el expolio de la institución encabezado por el que era su presidente, Fèlix Millet, y el supuesto cobro de comisiones ilegales de CDC a cambio de concesiones de obras públicas a través del Palau.