Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y Podemos amenazan con reprobar a Ana Pastor por el caso Soria

Mariano Rajoy intentará ser investidoEFE

El PSOE y Unidos Podemos han avanzado su intención de promover la reprobación de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, si ésta no convoca con urgencia la sesión plenaria que el pasado jueves aprobó la Junta de Portavoces, con el apoyo de toda la oposición, para que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dé cuenta del frustrado nombramiento del exministro José Manuel Soria para un cargo ejecutivo en el Banco Mundial.

Ambos partidos han reclamado este lunes en la reunión de la Mesa de Congreso que Pastor convocara para esta semana ese Pleno "urgente" reclamado por la Junta de Portavoces, pero la máxima responsable de la institución ha insistido en los argumentos que viene esgrimiendo desde el pasado jueves.
Tal y como ha reiterado también ante los medios de comunicación, ella trabaja con la previsión de convocar ese Pleno mandatado por la Junta, pero lo supedita a la "disponibilidad" y agenda del ministro. Según ha explicado, la semana pasada ya comunicó formalmente el Gobierno la decisión adoptada por la Junta de Portavoces, una votación que tuvo lugar en presencia del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, que es miembro de este órgano.
Sin respuesta formal, solo verbal
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ya dejó claro el viernes que Guindos no acudiría al Pleno a hablar del 'caso Soria' y que sólo rendiría cuentas al respecto ante la Comisión de Economía, como ha solicitado expresamente el PP.
Esas explicaciones en comisión podrán sustanciarse este mismo jueves, una vez que este lunes se constituya la citada comisión.
Pese a esas declaraciones de la 'número dos' del Ejecutivo, el Gobierno aún no ha contestado formalmente a la comunicación remitida por Pastor y no esta claro que vaya a hacerlo. Este lunes, en una conversación informal con periodistas, Ayllón ha comentado que él tiene por costumbre responder al Congreso cuando se convoca formalmente un Pleno, dando a entender que no tiene por qué hacerlo si lo que recibe es una especie de 'preaviso'.
Ante esta situación, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha advertido de que si Pastor no convoca este mismo lunes el Pleno con Guindos recabará las firmas de los grupos de la oposición para exigírselo una vez más y, si aún así persiste en su actitud, impulsará una iniciativa para reprobarla que implicaría censurarla públicamente. "Que no avergüence el puesto que ocupa y deje de torear al Congreso", ha llegado a decir.
En rueda de prensa en el Congreso, Hernando ha insistido en que Pastor debería haber puesto ya fecha a esa sesión plenaria. "No vale la excusa de que el Gobierno ha dicho que no (comparecerá) porque no es el Gobierno el que tiene que tomar la iniciativa, sino la presidenta", ha recalcado. Ese mismo argumento han esgrimido en la reunión de la Mesa los representantes del PSOE en ese órgano.
Delegada del Gobireno en las Cortes
"No es posible que Pastor haya dejado de ser la presidenta del Congreso para convertirse en la delegada del Gobierno en las Cortes. No lo vamos a consentir", ha dicho.
En términos similares se han expresado los representantes de Unidos Podemos en la Mesa del Congreso. La vicepresidenta cuarta, Gloria Elizo (Podemos), también ha avanzado la posibilidad de promover la reprobación de Pastor, a la que ha acusado de "blindar y proteger" al Gobierno, mientras que Marcelo Expósito (En Comú Podem), le ha reprochado que sea una presidenta "de parte" del PP y que no cumpla su función institucional.
Expósito ha destacado que el PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos no han podido tratar el tema sobre la citación a Guindos hasta la fase de 'ruegos y preguntas' de la reunión de la Mesa y que todos han instado a Pastor a convocarlo ya.
Sin embargo, Ciudadanos no contempla, de momento, reprobar a Pastor, a la que, según su vicesecretario general, José Manuel Villegas, el Gobierno ha dejado en una "situación complicada" por su negativa a acudir al Congreso. "Tenemos claro que el Gobierno no va a venir y la presidenta debería convocar ese Pleno que aprobó la Junta", ha remarcado, tras volver a denunciar que el Ejecutivo insista en "declararse en rebeldía" rehuyendo el control parlamentario.
Según Villegas, la citación a Guindos en el hemiciclo debe producirse aunque luego los grupos, sabiendo que no va a acudir, puedan decidir que finalmente no se haga el Pleno. No obstante, ha insistido en que lo más importante es que Guindos dé cuenta del 'caso Soria' "cuanto antes". Por eso ha avanzado que Ciudadanos apoyará que se le cite también ante la Comisión de Economía, que podría celebrar su primera sesión este jueves.
¿Otra vez al Constitucional?
Además, el PSOE, a través de su portavoz, Antonio Hernando, ha apuntado que, dada la actitud "obstruccionista" que de nuevo vuelve a demostrar el Gobierno en esta legislatura al no querer someterse al control parlamentario, el Tribunal Constitucional debería actuar "con la máxima celeridad" sobre el conflicto de atribuciones que se planteó hace unos cinco meses y sobre el que el alto tribunal aún no ha resuelto.
En todo caso, ha comentado que la oposición debería acudir de nuevo al TC ante el nuevo conflicto que se abre una vez que el Gobierno rechace formalmente la solicitud de explicaciones en el Pleno de De Guindos por el 'caso Soria'.
"Si alguien cree que vale con el anterior, se equivoca. Los número de la Cámara han cambiado", ha dicho, precisando que la mayoría que en su día interpuso ese conflicto ante el Constitucional es "favorable" a plantear uno nuevo. "El Gobierno del PP, que ha perdido la mayoría absoluta, tiene que tener muy claro que tiene que respetar al Congreso y no pisotearlo", ha apostillado.
Desde Unidos Podemos, Elizo se ha mostrado de acuerdo con la posibilidad de plantear un nuevo conflicto de atribuciones, habida cuenta que, en el momento en que es la propia presidenta del Congreso, la que hace "de parapeto" para evitar que se controle al Gobierno, el asunto entra en otra "dimensión política".
Sin embargo, aunque se han mostrado dispuesto a estudiarlo si el resto de grupo lo plantea, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha dudado de que "acumular" conflictos ante el TC vaya a ser útil. "No nos gusta armar lío si no va a tener consecuencias prácticas", ha comentado, incidiendo, eso sí en que se debe resolver cuanto antes el conflicto impulsado en la anterior legislatura.