Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La política no se coge vacaciones

Se acabó el curso político, aunque las vacaciones van a ser más breves. Hay elecciones a final de año y presupuestos a tramitar en las Cortes, se presentan el martes, este mismo mes de agosto. "Porque España está entrando en un círculo virtuoso", decía ayer Mariano Rajoy. "Esperanzas basadas en hechos reales y no en brotes verdes imaginarios, ni en nubes, ni en ensoñaciones de tertulia televisiva", añadía Jaime de Olano, el portavoz de los Presupuestos del Partido Popular este sábado, donde se han quedado de guardia para defenderlos. "El mejor que se puede hacer en las actuales circunstancias", sentenciaba Antonio Gallego, el portavoz parlamentario del PP. Y en el PSOE hacían lo propio, para criticarlos. "Todo el mundo sabe que Rajoy empezó mintiendo y acaba mintiendo" explicaba Antonio Hernando, el portavoz parlamentario socialista. Eso, o que el exministro de Educación, José Ignacio Wert, "de tapadillo, con alevosía", haya sido nombrado embajador ante la OCDE. "Otra cacicada, otro acto de nepotismo". Otra cita clave a la vuelta de la esquina: "No va a haber independencia de Cataluña". Las elecciones catalanas. "Nosotros estamos deseando que el señor Mas convoque, estamos deseando que haya elecciones el 27 de septiembre, porque es nuestra oportunidad de que los catalanes tengamos un Gobierno que no sea separatista", decía Beatriz Arrimadas, la candidata de Ciudadanos, que, según las encuestas, podría encabezar frente a un PP que intenta paliar con los presupuestos su caída libre. "Las inversiones para Cataluña aumentarán de forma considerable", explica el candidato popular, Xavier García Albiol. Aunque los detalles presupuestarios los conoceremos el martes. Justo el mismo día en el que se publicará la convocatoria de elecciones si Artur Mas quiere que sean el famoso 27-S.