Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía se concentra contra la "descoordinación y los fallos" del 22M

Los sindicatos SUP, UFP y CEP han convocado concentraciones en todos los centros de trabajo de la Policía Nacional de España en apoyo a las Unidades de Intervención Policial (UIP) y en contra de los violentos que atacaron a los agentes en la manifestación del pasado sábado en Madrid.

En la concentración se leerá un manifiesto en protesta por el dispositivo y previsiblemente volverán a pedir dimisiones del comisario jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, José María Ruiz Igusquiza, y del jefe de la UIP en Madrid, el inspector jefe Francisco Javier Virsea, por "dejarles vendidos y a los pies de los caballos" de los manifestantes más violentos.
"Les achacamos que no se respondió convenientemente a la ayuda a los 15 compañeros aislados en la zona de Colón porque las comunicaciones se quedaron muchas. Se tardó muchísimo en dar dicha orden, más de ocho minutos", ha apuntado un portavoz sindical.
Además, a las 18.30 horas los representantes sindicales se reunirán con el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional (DAO) para conocer más detalles de lo ocurrido tras la manifestación final de las Marchas de la Dignidad, han informado los convocantes.
Los sindicatos han criticado la "descoordinación y los fallos" en dicho operativo, ya que 67 agentes resultaron heridos.
Los tres sindicatos policiales anunciaron el lunes que se personarían en los procedimientos abiertos en  el Juzgado de Instrucción correspondiente de Plaza de Castilla para ejercer, de forma conjunta, la acusación particular contra los detenidos por los actos de violencia del sábado "que estuvieron a punto de provocar una tragedia en las calles de Madrid". "Pondremos todos los recursos a nuestro alcance para que no queden impunes semejantes actos de brutalidad", señalaron en un comunicado.