Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias pide responsabilidades al "Gobierno fantasma" por elegir a Soria "a dedo"

"Respecto a este Gobierno fantasma, a este Gobierno ausente, me voy a dirigir a un fantasma: ¿saben ustedes la diferencia de comparecer en una comisión y comparecer en esta Cámara? Es diferente mentir a 35 personas que a 350 personas". Con estas palabras, –tras recordar a Humberto Baena en el día en que se cumplían "41 años de los últimos fusilamientos de la dictadura", y pedir "memoria, dignidad y justicia"–, comenzaba Pablo Iglesias su discurso refiriéndose a la negativa del Gobierno en funciones de someterse al control de la Cámara así como al nombramiento de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial. "Ustedes mintieron", recalcaba al PP: "Ustedes dijeron que José Manuel Soria era idóneo para ocupar el cargo de director ejecutivo del Banco Mundial cobrando 226.500 euros libres de impuestos. Mentira. El señor José Manuel Soria solamente ejerció durante 5 años la profesión de técnico comercial del Estado, y está probado que entre 1989 y 2004 tuvo empresas en paraísos fiscales y cuentas bancarias opacas. Ustedes dijeron que hubo un concurso público. Mentira, Gobierno fantasma. Cuando hay un concurso público hay un baremo público y el resultado del concurso se puede impugnar ante la Administración o ante los tribunales. Ustedes, Gobierno fantasma, nombraron al señor Soria a dedo". En este sentido, continuó argumentando hasta llegar a "una prueba irrefutable" de que mintieron: "Revocaron la decisión de nombrar al señor Soria. Si era verdad, que era idóneo para el cargo, que hubo un concurso público, con qué derecho revocaron la decisión que tomaron. Al revocarla, ustedes reconocieron que habían mentido. Y cuando se miente en política hay que tener al menos la decencia y la dignidad de dimitir", reprochó. Por ello, tras cuestionarse en tono irónico si lo próximo va a ser "nombrar en un puesto técnico a Rita Barberá", lanzó una pregunta a los de Rajoy: después de que se ha probado que ustedes han mentido, ¿va a dimitir alguien, van a cesar alguien?