Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una juez permite a un policía ir de servicio en vaqueros por tener solo un uniforme

Una juez ha dado la razón a un policía local de Valdelacalzada (Badajoz) que fue a trabajar en pantalones vaqueros debido a que el ayuntamiento tan solo le había dado un uniforme.

Este agente fue expedientado con 19 días de empleo y sueldo por no llevar el uniforme reglamentario, pero la juez ha determinado que se trataba de algo "normal", ya que el alcalde, el socialista Pedro Inocente Noriega, había impuesto turnos de hasta 10 días seguidos de trabajo.
Sin embargo, tan solo había dotado a los agentes de un pantalón y un jersey para el servicio, incumpliendo de esta forma con el Decreto de Uniformidad de las Policías Locales de Extremadura, que regula el número de prendas y la frecuencia con que han de ser renovadas las mismas.
Según explica la Unión Sindical Obrera (USO), en una nota de prensa, el agente se vio obligado a lavar el uniforme al sexto día de trabajo al salir del turno de tarde y no dio tiempo a secarse para el turno de la mañana del día siguiente.
USO explica que se trata de la segunda sentencia judicial en contra del ayuntamiento en menos de un mes por "expedientar injustamente" a otros tantos policías locales.
Y es que, añade, desde que estos trabajadores decidieron constituir la Sección Sindical del sindicato en el ayuntamiento hace poco más de un año y comenzaran a reclamar "ciertos derechos laborales", se han visto sometidos en su trabajo diario a "constantes presiones y acoso" por parte del alcalde y sus concejales, que derivaron en la apertura de estos dos expedientes disciplinarios.
EXPEDIENTE POR HABLAR DE SUELDOS
El otro agente fue expedientado por comentarle a la concejala de Personal que le parecía "indecente" que a los agentes, con su "escueto" sueldo de 1.100 euros, les hubieran "rateado" 3 euros en el importe de la hora extraordinaria, mientras que el personal administrativo estaba recibiendo habitualmente "gratificaciones desorbitadas" y salarios netos de 2.100 euros mensuales.
Este agente fue expedientado por conocer los salarios del resto del personal municipal, lo cual, según el alcalde, era "divulgación de datos de terceros". Sin embargo, otro juez ha determinado que era el propio ayuntamiento quien propiciaba esa divulgación, ya que servía las nóminas de todos sus trabajadores "abiertas y en un mismo montón del que cada cual cogía la suya".
Además, se reconoce al agente la facultad para ejercer como interlocutor en materias retributivas con los miembros de la corporación, ya que ejerce como delegado sindical.
En ambas sentencias se condena en costas al Ayuntamiento, que también habrá de abonar con intereses de demora el salario correspondiente a ambos agentes.
"AFÁN DE ENSAÑAMIENTO"
Según USO, el alcalde ha demostrado su "afán de ensañamiento" con estos agentes al incrementar de 7 días de sanción de empleo y sueldo, que era lo que solicitaba el instructor de los expendientes, hasta los 19 y 21 días, respectivamente.
Este alcalde ya recibió otra sentencia en contra en 2010 por "obligar" a los policías locales a repartir el correo por los domicilios, y otra hace dos meses por "imponer turnos de trabajo de hasta 10 días seguidos y sin mediar negociación previa alguna a los agentes".
Por todo ello, desde este sindicato, exigen al alcalde que trate a los agentes "con el mismo respeto que merecen todos los trabajadores", y que explique a los vecinos de Valdelacalzada que "gran parte del dinero de sus impuestos está teniendo que ser destinado a pagar en los Juzgados las costas procesales originadas por su toma irresponsable de decisiones".