Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conceden permiso a un etarra para que conozca a su hija recién nacida

Instituciones Penitenciarias ha concedido un permiso extraordinario de salida de prisión al etarra Aratz Gómez Larrañaga para que pueda conocer a su hija, nacida este mismo mes, según han informado a Europa Press fuentes penitenciarias. Gómez Larrañaga fue condenado a 18 años de cárcel por pertenencia a la organización criminal.

Estas mismas fuentes han precisado que se trata de Aratz Gómez, quien se encuentra preso en la cárcel de Ocaña (Toledo) clasificado en primer grado penitenciario. Fue la Junta de Tratamiento de ese centro la que a mediados de agosto propuso su salida. El etarra tiene nacionalidad francesa y fue en el país galo donde su pareja dio a luz a una niña, concretamente el pasado 13 de agosto en un hospital de Bayona.
Prisiones no autorizó su salida del territorio nacional por lo que la visita se autorizó en un domicilio del municipio guipuzcoano de Mondragón. La decisión de Prisiones se basa en el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, que autoriza a este tipo de permisos para nacimientos de hijos o fallecimientos o enfermedades graves de algún familiar.
La Fiscalía no se opuso a la concesión de este permiso que se realiza adoptando las medidas de seguridad necesarias, bajo custodia policial en todo momento y por el tiempo imprescindible para la realización de la visita. Aratz Gómez, nacido en Biarritz, es hijo del también etarra asesinado por el Batallón Vasco Español (BVE) el 25 de abril de 1979, Enrique Gómez Korta, según los datos recogidos por Europa Press.
CONDENADO A 18 AÑOS DE CÁRCEL
Aratz Gómez fue condenado en 2003 por La Audiencia Nacional, que tuvo que dictar una segunda sentencia por la que le condenaba a 18 años de cárcel por pertenencia a banda armada, tenencia ilícita de armas, detención ilegal en grado de tentativa.
El Tribunal Supremo ordenó el 17 de febrero de 2003 rehacer la sentencia por falta de motivación y anuló el primer fallo (también de 18 años de cárcel) de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Aratz Gómez Larrañaga y su compañero Arkaitz Sáez Arrieta trataron de robar una troqueladora para hacer matrículas de vehículos el 16 de noviembre de 1999 en Irún.
En el momento de su detención opusieron resistencia por lo que tuvieron que ser reducidos por la fuerza, momento en el que se les intervino dos pistolas de la marca 'Browning' de 9 mm. y 'parabelum', con su correspondiente munición.
El tribunal consideró probado que Gómez y Sáez "formaban parte de un comando legal de ETA desde 1998" y que al año siguiente "recibieron un cursillo de adiestramiento y órdenes de la dirección etarra para robar una troqueladora" para confeccionar matrículas de coche en la empresa Vertiz del barrio de Behobia, en Irún.
La sentencia de la Audiencia Nacional añadía que los dos jóvenes "realizaron vigilancias de las instalaciones y llegaron a la conclusión de que el mejor momento para realizar el robo era a la hora del cierre, cuando se quedaba solo el propietario de la empresa, al que podrían inmovilizar y encerrar en un taller anexo".
Asimismo, la Audiencia Nacional destaca que para el intento de robo de la troqueladora les fue proporcionado un vehículo con matrículas falsas, que había sido robado previamente en Navarra, varias pistolas *(una de ellas eléctrica e inmovilizadora)*, walkie-talkies y herramientas para poder desarmar la máquina troqueladora.