Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal mantiene su petición de prisión permanente revisable para el parricida de Moraña (Pontevedra)

El fiscal ha ratificado su petición de prisión permanente revisable para el presunto autor del doble parricidio de sus hijas de 4 y 9 años en Moraña (Pontevedra), durante la audiencia preliminar celebrada este martes, tras la que la jueza deberá decidir sobre la procedencia de la apertura de juicio oral contra él.
El acusado compareció este martes ante el juzgado de instrucción número 1 de Caldas de Reis (Pontevedra) por videoconferencia desde la cárcel de Mansilla de las Mulas, en León, pues se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza por estos hechos desde el 1 de agosto de 2015. No obstante, no quiso declarar y asistió callado a las intervenciones de los abogados de las partes.
Esta vista preliminar es un trámite que recoge la Ley del Jurado, en el que el representante del Ministerio Fiscal le traslada al acusado y a su defensa las acusaciones que formula. Después de este acto se cierra la fase de instrucción y ahora es el juzgado el que decidirá sobre la apertura de juicio oral, que en su caso se celebrará en la Audiencia Provincial.
El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha comunicado que en la comparecencia ninguna de las partes personadas pidió nuevas diligencias. Además, al término de la vista, el fiscal del caso, Alejandro Pazos, confirmó que ha sido rechazada la petición del abogado defensor de que un especialista en psiquiatría realice un examen más exhaustivo del acusado.
Según el fiscal, ese informe elaborado por los forenses del Instituto de Medicina Legal de León y Zamora "hace una valoración razonada y suficiente sobre las condiciones psíquicas del acusado" y concluye que "es perfectamente imputable" y "no hay ningún indicio de que estuviese afectado en su imputabilidad en el momento de los hechos y mucho menos ahora".
Dado que ya existe ese análisis, tanto el juzgado de instrucción como la Audiencia Provincial han concluido que no es necesario realizar otro. La vista preliminar de este martes ha servido para que la acusación particular, la Fiscalía y la defensa ratificasen sus peticiones en esta causa. El fiscal ha confiado en que el caso no se demore en exceso y antes del verano se celebre la vista oral.
PETICIÓN DE FISCALÍA
El Ministerio Público ha vuelto a pedir que al presunto parricida se le aplique la prisión permanente revisable, convirtiéndolo en el primer caso en España al que se aplicaría esta condena recogida en la última reforma del Código Penal.
"Legalmente es lo que procede", ha considerado, pues se le atribuyen dos asesinatos en los que las víctimas son dos menores. "El Código Penal lo dice claramente: Cuando son menores de 16 años, se tiene que aplicar la prisión permanente revisable", ha recordado, antes de añadir que "es indiscutible" que los hechos a juzgar son asesinatos, pues concurre la circunstancia de alevosía.
La Fiscalía sostiene en su escrito que D.O.R., entre las 8,30 y las 11,00 horas del 31 de julio de 2015, se encontraba en su domicilio en Moraña con sus dos hijas, pasando juntos el periodo de visitas de las vacaciones, cuando se desencadenaron los hechos.
Así, mantiene que "con evidente ánimo de acabar con su vida y con la finalidad de evitar cualquier posibilidad de defensa o huida de las menores", les hizo ingerir tres fármacos, "para adormecerlas o al menos lograr que estuviesen con un nivel bajo de conciencia", antes de asesinarlas utilizando una sierra eléctrica y un cuchillo de cocina.
Además de la prisión permanente revisable, pide que también se le imponga la prohibición de aproximarse a su exmujer y madre de las fallecidas y de comunicarse con ella por cualquier medio durante 30 años, así como una indemnización de 245.000 euros.