Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los peritos de Millet admiten que saqueó más de dos millones para obras en sus casas

Los peritos de la defensa del expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet y del que era su mano derecha, Jordi Montull, han reconocido este lunes en juicio que los acusados hicieron obras en sus casas particulares por más de 2,3 millones de euros que cargaron a la institución cultural.
En el juicio del caso Palau, los peritos de Hacienda han constatado que Millet y Montull desviaron más: un total de 2.559.703 euros para las reformas de sus domicilios, mientras que los peritos de la defensa --entre ellos el economista Jose María Gay de Liébana-- han rebajado la cifra a algo más de 2,3 millones.
Las obras en sus casas particulares fueron una forma más con la que Millet y Montull saquearon la institución: pedían a los proveedores que emitieran las facturas a la fundación del Palau y allí se modificaba el concepto y se disfrazaban como supuestos trabajos en el edificio del Palau.
Estas facturas se integraban con normalidad en el Palau gracias a la intervención de la también acusada Gemma Montull --entonces directora financiera de la entidad e hija de Jordi Montull--, según el escrito de acusación de la Fiscalía.
La mayor parte de los desvíos fueron para reformar viviendas particulares de Millet: más de 2,3 millones de la fundación del Palau que se gastaron de 2006 a 2009 para obras en sus casa de L'Ametlla del Vallès (Barcelona) y en otra en la ciudad de la Barcelona; el resto se desviaron para obras en domicilios de Montull y su hija.