Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'pequeño Nicolás' sale del juzgado sin declarar ante el juez

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como 'el pequeño Nicolás', se ha negado a declarar esta mañana ante el juez Arturo Zamarriego y ya ha salido de los juzgados sin que se le haya impuesto ninguna medida cautelar. Su declaración apenas ha durado diez minutos. A su salida de los juzgados ha explicado que se ha acogido a su derecho a no declarar porque faltaba una documentación en la causa."No ha declarado y el juez lo ha entendido", afirma su abogado. Francisco Nicolás está imputado por los delitos de estafa y falsedad documental.

El joven de 20 años llegaba esta mañana a las 9.00 horas a las dependencia judiciales, donde ha entregado por el acceso de los Juzgados de Capitán Haya tras salir de un taxi acompañado de sus abogados. A su entrada, se ha limitado a señalar a los medios agolpados que estaba tranquilo.
Para su declaración y a requerimiento del juez, se ha colado en los pasillos de la planta segunda varios biombos y se ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad con agentes de la Policía Nacional y vigilantes de seguridad.
Durante dos horas, el joven ha estado tranquilo esperando para entrar en el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid. A su entrada, unos agentes le han pasado un detector de metales. Tras ello, ha tenido que depositar su móvil en una bolsa de plástico.
Apenas diez minutos después, salía de la sala de audiencias. En la sala, se ha acogido a su derecho a no declarar, dado que sus abogados no han tenido acceso a todo el sumario al levantarse solo una parte. Durante la breve comparecencia, el fiscal no ha solicitado ninguna medida cautelar, ya que los delitos que se le imputan no implican la imposición de estas.
A diferencia de su entrada, el chico sí ha querido salir por el acceso principal de los Juzgados, donde le esperaban medio centenar de medios. Rodeado de una marabunta de periodistas y fotógrafos, ha señalado que no ha declarado porque faltaban unos documentos. "No voy a decir ningún comentario más. Muchísimas gracias", ha dicho, pidiendo a los informadores que le dejaran ir.
PIEZA SECRETA
Uno de sus abogados, Víctor Sunkel, ha explicado que su decisión de no hablar se produce porque todavía no se les ha dado traslado de toda la documentación, algo que el juez ha entendido "perfectamente" y no le ha citado de nuevo. "Es temprano hacer valoraciones del asunto. Nos interesa la credibilidad jurídica, no mediática. Hay una pieza secreta y no podemos hacer valoraciones", ha dicho.
"No nos consta que haya fabricado informes --como consta en el sumario--. No tenemos sospechas de pruebas falsas. Estamos en estado larvario de la investigación y es aventurado hacer valoraciones jurídicas", ha señalado el letrado, quien ha destacado que su cliente sigue manteniendo que es colaborador del CNI. A la preguntas de sí defienden su inocencia, ha aseverado que sí, ya que de lo contrario no serían sus abogados.
En la primera declaración, la jueza tuvo que interrumpir el interrogatorio por sus sollozos. El joven de 20 años se encuentra en libertad aunque imputado por varios delitos desde mediados de octubre.
Tras su detención, compareció ante la juez del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid por, supuestamente, haberse hecho pasar por asesor del Gobierno de España con documentación falsa.