Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey decide no convocar de momento una nueva ronda de consultas con los candidatos

Felipe VI ha decidido no convocar por el momento una nueva ronda de consultas con los candidatos a la Presidencia del Gobierno, según ha informado la Casa del Rey en un comunicado. El monarca ya dejaba intuir esta decisión a los periodistas cuando a pregunta de los informadores respondía con un escueto "Ya veremos". El presidente del Congreso no ve al rey "preocupado" por el momento político por el que atraviesa el país, tras su entrevista con el monarca,en el palacio de La Zarzuela.

Felipe VI ha decidido no convocar por el momento una nueva ronda de consultas con los candidatos a la Presidencia del Gobierno, según ha informado la Casa del Rey en un comunicado.
Momentos antes, el monarca respondía a los informadores presentes en el salón de audiencias de La Zarzuela con un "Ya veremos" a la pregunta si habría una nueva ronda de consulta a los partidos. Era justo  antes de entrar a la reunión que tenía prevista con el presidente del Congreso, Patxi López, precisamente para analizar qué pasos dar a partir de este momento, dado que se ha producido una situación inédita en nuestra democracia.
Don Felipe considera que "es el tiempo de los partidos políticos" según ha confirmado el presidente del Congreso en rueda de prensa. Estima también Patxi López que el monarca  no está preocupado por la situación política por la que atraviesa el país y que las instituciones siguen funcionando con normalidad.
El artículo 99.4 de la Constitución establece que si el candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno no obtuviera la confianza del Congreso en segunda votación por mayoría simple, "se tramitarán sucesivas propuestas" de candidatos por el mismo procedimiento que con el primer candidato, es decir a través de la designación del Rey tras mantener una ronda de consultas con las fuerzas con representación en el Parlamento.
El único límite que fija la Constitución a la presentación sucesiva de propuestas de candidatos son los dos meses de plazo máximo para intentar formar Gobierno antes de convocar elecciones, y que cuentan a partir de la primera votación, esto es, del 2 de marzo. Esto quiere decir que la posibilidad de formar Gobierno y evitar nuevas elecciones concluye el próximo dos de mayo.
Sin embargo, los expertos en Derecho Constitucional discrepan a la hora de interpretar si el jefe del Estado está obligado a presentar propuestas de candidato a la presidencia del Gobierno que no tengan garantías de éxito. El líder del PP, Mariano Rajoy, cuyo partido ha sido la fuerza más votada el 20-D, ha dejado entrever que sólo solicitará presentarse a la investidura si cuenta con los apoyos o abstenciones suficientes para superar la votación, lo que pasa inevitablemente por llegar a un acuerdo con el PSOE.
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, reconocía este viernes la complicación jurídica que presenta este escenario inédito de una investidura fallida y aconsejaba "sentido común", si bien rechazó inmiscuirse en una competencia que es, ha dicho, del Rey y del presidente del Congreso.