Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición ultima un acuerdo para poner en marcha la Comisión Anticorrupción con una agenda de temas

Los grupos parlamentarios de la oposición preparan un acuerdo, al que este martes no se había sumado el PP, para que la Comisión Anticorrupción del Congreso empiece a trabajar en 2017 sobre tres asuntos: financiación de partidos, control y nombramientos de los órganos reguladores y de adscripción parlamentaria y protección a los denunciantes de corrupción.
La Comisión de calidad Democrática, contra la corrupción y para las reformas institucionales y legales mantendrá este miércoles su primera reunión desde que se constituyó hace tres meses y será ahí donde los grupos de la oposición aunarán fuerzas para sacar adelante su agenda.
En principio todos los partidos estaban de acuerdo en incluir entre sus primeras tareas la búsqueda de medidas para garantizar la protección de los denunciantes de corrupción y la creación de un observatorio preventivo de esta lacra.
FINANCIACIÓN DE PARTIDOS Y REGULADORES
Pero las discrepancias surgieron al decidir el tercer tema porque, mientras PP y Ciudadanos querían incorporar también el debate sobre la financiación de los partidos políticos, el PSOE, Unidos Podemos y los grupos minoritarios apostaban por centrarse en revisar el sistema de nombramientos de los órganos reguladores y constitucionales y buscar medidas para reforzar su imparcialidad e independencia.
La falta de acuerdo llevó al presidente de la comisión, el diputado de Ciudadanos Toni Cantó, a convocar para este miércoles a este órgano para obligar a buscar un consenso o, de ser imposible, dirimir el asunto mediante una votación.
En este contexto, el PSOE presentó una propuesta para crear una subcomisión que estudiase la protección a los denunciantes, el citado órgano preventivo y la revisión del sistema de nombramientos de los órganos reguladores y constitucionales y buscar medidas para reforzar su imparcialidad e independencia.
Y, por su lado, Ciudadanos registró un texto similar pero en el que, en lugar de incluir lo relativo a los órganos reguladores, se solicitaba que la subcomisión se centrara en la financiación y el régimen jurídico de los partidos políticos, un tema en el que, inicialmente, coincidía con el PP.
Sin embargo, finalmente PSOE y Ciudadanos han llegado a un acuerdo, al que se han sumado Unidos Podemos y las minorías --salvo el PNV que aún no ha tomado una decisión definitiva-- y finalmente se votará un texto para crear una subcomisión que trate sobre la protección a los denunciantes, la financiación de partidos y los órganos reguladores y constitucionales. Es decir, han logrado hacer una síntesis de sus propuestas, dejando fuera, eso sí, la discusión sobre el observatorio de prevención de la corrupción.