Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición pide a Dastis un peso mayor de los derechos humanos en la política exterior

Portavoces de la oposición han reclamado este miércoles al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, un peso mayor de los derechos humanos en la política exterior española, en la primera comparecencia del nuevo jefe de la diplomacia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.
"¿Ustedes son partidarios de los derechos humanos o creen que la acción exterior consiste en no molestar a regímenes de países con los que se pretende hacer negocios?", le ha espetado el diputado de Ciudadanos Fernando Maura, que le ha preguntado si el Rey o el Gobierno piensan poner sobre la mesa el caso del bloguero encarcelado Raif Badawi en su próxima visita a Arabia Saudí, pregunta que ha quedado sin respuesta.
El ministro también ha evitado contestar a Maura cuando el diputado le ha preguntado si tenía previsto reunirse con disidentes cubanos, aunque Dastis le ha emplazado a poder hablar de estas cuestiones y de otras en privado.
El representante del PNV, Aitor Esteban, también ha pedido al ministro que "los derechos humanos se vean más" en relación con el contencioso del Sáhara Occidental, mientras que el representante catalán de la antigua Convergencia, Jordi Xuclá, ha querido saber si la política de derechos humanos la seguirá dirigiendo Vicepresidencia del Gobierno.
Desde Unidos Podemos, su portavoz, Pablo Bustinduy, ha planteado una serie de propuestas concretas en la materia, como unirse a los trabajos para reconocer y proteger internacionalmente los derechos de la comunidad lgtbi (gays, lesbianas, bisexuales y personas transgénero) u obligar a las multinacionales a respetar los derechos humanos.
En su turno de réplica, Dastis ha informado a los diputados de que el Gobierno trabaja en la elaboración de un II Plan Nacional de Derechos Humanos cuyo objetivo es trasladar los compromisos internacionales en esta materia a la legislación española.
Ha asegurado que España seguirá planteando temas de derechos humanos en sus contactos con Arabia Saudí y Cuba, pero ha rehusado concretar si será uno de los temas que sacará a colación en la visita del Rey a Arabia Saudí, que tendrá lugar previsiblemente en enero.
Y, aunque no se ha mostrado contrario a adoptar compromisos globables en materia de derechos humanos que vinculen a empresas, ve más factible empezar por que las compañías desarrollen códigos de buena conducta que trabajar en convenciones internacionales que no llegarán a entrar en vigor porque serán pocos países los que las ratifiquen.
El diputado del PSOE Ignacio Sánchez Amor ha incidido en la necesidad de "retomar con seriedad" la política de cooperación al desarrollo, ha advertido de que España está "perdiendo pie" en Iberoamérica, donde no puede dejar que las empresas sean sus mejores embajadores, y ha agradecido al ministro el cambio de tono respecto de su predecesor en relación con Gibraltar porque, a su juicio, tiene más en cuenta los intereses de los habitantes del Campo de Gibraltar.