Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UDEF considera las actividades de los Pujol propias de "un grupo organizado"

Los investigadores de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que llevan años siguiendo la pista del dinero de la familia Pujol no dudan ya en definir las actividades del clan como las de un "grupo organizado", según confiesan a Europa Press.

Este martes 200 agentes de policía han sido movilizados para llevar a cabo una quincena de registros en Cataluña y Madrid que afectan de lleno a tres de los hijos del que fuera presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi, Pere y Josep Pujol Ferrusola. Esta operación ha sido posible una vez que las autoridades españolas han recibido de Andorra la comisión rogatoria sobre los datos bancarios de la familia.
Según las mismas fuentes consultadas, la documentación que ha mandado Andorra "mide un metro de alto sólo en papeles" y en ella hay una cantidad ingente de información relacionada con el entramado económico de los Pujol: "algún folio puede ser un contrato, pero otros son movimientos de dinero en los que cada renglón es un movimiento".
TRES AÑOS DE PESQUISAS
Recuerdan las fuentes consultadas que se trata de tres años de investigación en los que la familia Pujol logró retrasar un año el envío de esta comisión rogatoria, un tiempo que podrían haber utilizado para hacer movimientos de dinero y tratar de ocultar su rastro.
Los expertos en la investigación apuntan a una actividad constante y mantenida en el tiempo que se remonta varias décadas atrás y que afectaba a diferentes estancias. Según sus sospechas, en estas actividades estaba definida incluso la parte económica que percibía cada miembro de la familia y lo que después hacían con ella: un porcentaje iba para su día a día y otra parte iba a paraísos fiscales.
Además, en medio de esta trama los investigadores otorgan al primogénito de la familia Jordi Pujol Ferrusola un papel destacado como "conseguidor".
A la espera de los resultados que ofrezcan los registros iniciados este martes, desde la UDEF confían en que esa documentación recibida de Andorra les permita llegar hasta las cuentas corrientes de los depósitos del dinero de la familia. Los investigadores sospechan que ha sido repartido en paraísos fiscales, pero insisten en que la información aportada puede ser clave para recomponer el puzzle.