Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El buque militar 'Patiño', con base en Ferrol, inicia la primera fase de su despliegue en aguas de Canadá

En el barco de la Armada Española viajan 20 militares canadienses que serán adiestrados durante las próximas semanas
El buque militar 'Patiño', con base en el Arsenal Militar de Ferrol ha iniciado la primera fase de su despliegue en aguas de la costa de Canadá, en donde participa en el mayor ejercicio antisubmarino organizado por la Marina Real Canadiense (RCN) en los últimos 20 años, 'Cutlass Fury', y donde también toman parte buques y aeronaves norteamericanos, franceses, ingleses y alemanes, además de tres submarinos de Canadá, Francia y Estados Unidos.
El pasado lunes, 12 de septiembre, embarcaron en el buque español 20 marinos canadienses, entre oficiales, suboficiales y personal de marinería que serán adiestrados por sus homólogos españoles en las próximas semanas, ya que el barco español, de la clase BAC (Buque de Aprovisionamiento en Combate), permanecerá prestando apoyo a la Armada de Canadá hasta el día 7 de noviembre, cuando tiene previsto iniciar su regreso a Ferrol.
Al igual que en su anterior despliegue, realizado durante los meses de febrero y marzo de este año, esta colaboración se produce en el marco del acuerdo de cooperación entre las armadas de España y Canadá, para proporcionarle apoyo logístico a los buques de este último país.
HALIFAX
Antes de iniciar estas maniobras el buque de la Armada Española ha visitó la ciudad canadiense de Halifax, entre los días 8 y 12 de septiembre, tras haber zarpado de Ferrol el 31 de agosto, en donde la dotación ha disfrutado de horas de descanso combinadas con las habituales actividades profesionales.
El 'Patiño' fue construido en las instalaciones de la antigua Bazán, hoy Navantia, en el astillero de Ferrol, y fue entregado a la Armada en el año 1995. Cuenta con una capacidad aproximada de 9.000 metros cúbicos de combustible y 2000 de munición, material y víveres. Su dotación está formada por 152 personas.