Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exmiembro de los GAL, detenido en Segovia por yihadismo

Un exmiembro de los GAL, detenido en Segovia por yihadismoefe

La Guardia Civil ha detenido en la ciudad de Segovia a Daniel Fernández Aceña, un sicario de los GAL, --cumplió condena por el asesinato del ferroviario francés Jean Pierre Leiba en Hendaya en 1984--, por su reciente autoadoctrinamiento en el yihadismo, hasta el punto de que "tenía la determinación de cometer un atentado terrorista".

Según ha informado Interior, el individuo es considerado como muy peligroso "y no se descarta que pueda tener acceso a armas de fuego, por lo que se ha activado a la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil para la práctica de la detención del mismo".
La Guardia Civil ha detenido a un segundo hombre en la localidad segoviana de Valsaín para interrogarle sobre Daniel Fernández Aceña, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.
La agentes de la Guardia Civil han registrado el domicilio de Fernández Aceña en Segovia y otra vivienda de la localidad de La Granja (Segovia). Entre el material incautado, los agentes han encontrado vídeos "escabrosos", que incluyen imágenes de decapitaciones y que el detenido poseía con el objetivo de "adoctrinar a otros" y continuar con su convencimiento, según ha señalado la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz.
El detenido se había autoadoctrinado "en el extremismo religioso de carácter yihadista, que realizaba labores de difusión de propaganda de DAESH y tenía la determinación de cometer un atentado terrorista". Había viajado a zonas de conflicto en Afganistán, Siria y Palestina, donde dijo haber estado dispuesto a cometer atentados suicidas si hubiera tenido la ocasión.
La investigación de la Guardia Civil permitió detectar la presencia de este individuo radicalizado, muy activo en redes sociales que actuaba en favor de organizaciones yihadistas. Desde el verano de este año había acelerado su proceso de radicalización, manifestando su apoyo a las acciones terroristas cometidas en Europa a lo largo de los últimos meses.
Según Interior, su alto nivel de radicalización le llevó, presuntamente, a intentar conseguir los medios para cometer un atentado terrorista, "estando dispuesto a realizar acciones suicidas de carácter indiscriminado contra medios de transporte".
Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 173 presuntos terroristas yihadistas.
El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales seguros para notificar posibles casos de radicalización en su entorno. Se trata de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.