Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El magistrado Diego Córdoba niega que el Supremo haya sufrido una "avalancha" de causas por el nuevo recurso de casación

El magistrado del Tribunal Supremo Diego Córdoba ha destacado que el nuevo recurso de casación en este órgano judicial es un ejemplo de transparencia y ha negado que haya habido una "avalancha" de casos como "algunos predecían".
En la presentación de la obra '1.700 preguntas sobre Contencioso - Administrativo' publicada por la editorial Lefebvre- El Derecho, en el que ha destacado que el proceso de admisión e inadmisión de los procedimientos se está realizando "en pocos meses": "Escritos que se han recibido en enero van a tener fecha de señalamiento en el mes de julio o septiembre", ha señalado.
Para el magistrado de lo contencioso-administrativo de alto tribunal, el nuevo recurso de casación se ha convertido "en una garantía para incrementar la capacidad del Tribunal Supremo", precisamente, en la gestión de los asuntos de la Sala a la que pertenece.
SE HAN RECIBIDO 2.800 ASUNTOS
Es más, ha apuntado que desde el 31 de mayo de 2017, el Tribunal Supremo ha recibido 2.800 asuntos por esta vía, de los cuales 1.358 han sido inadmitidos y 275 han sido admitidos por la Sala Tercera del Tribunal Supremo.
Por otro lado, se ha detenido en explicar que una de las "grandes dudas" que se planteó con la entrada en funcionamiento de este nuevo recurso era el límite de extensión del formato o un colapso del tribunal. "Esto supone un incremento, pero en ningún caso es la avalancha de casos que algunos predecían", ha subrayado.
"No han sido un problema, y se están atendiendo todas las reclamaciones", ha indicado, al tiempo que ha apostillado que, por ejemplo, por el tema del formato, de momento, sólo se han inadmitido dos escritos. Y, el problema fue que en ambas ocasiones faltaba la carátula inicial, "pero posteriormente el tribunal ha atendido las reclamaciones presentadas y estos recursos han seguido su curso", ha agregado.