Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez ordena el levantamiento del cadáver de Blesa y su traslado a Córdoba para la autopsia

El juez encargado de la investigación de la muerte de Miguel Blesa en una finca dedicada a coto de caza en Villanueva del Rey (Córdoba), ha ordenado el levantamiento del cadáver del exbanquero y su traslado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, para practicarle la autopsia y establecer oficialmente la causa de la muerte.
Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, que han precisado que hasta la citada finca, denominada Puerto del Toro y propiedad de la sociedad Las Rozuelas, también se había desplazado el forense, para, junto al juez y efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba, iniciar 'in situ' la investigación para determinar en qué circunstancias de ha producido la muerte de Miguel Blesa.
Su fallecimiento se produjo a las 8.40 horas de este miércoles, según certificaron los servicios sanitarios desplazados a la zona tras recibir una llamada de alerta efectuada a las 7.50 horas por un trabajador del complejo.
Fue un trabajador de la finca privada, de 1.600 hectáreas situada en Sierra Morena, el que alertó a los Servicios de Emergencias 112 de que una persona se encontraba tendida en el suelo con un disparo. La muerte de Miguel Blesa fue certificada a las 8.40 horas, constatando que había sido causada por la perforación en el tórax de una bala de rifle.
Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Córdoba han asumido la investigación sobre la muerte del exbanquero, condenado a seis años por el caso de las 'tarjetas black' y que se enfrentaba a otro juicio por los sobresueldos de Caja Madrid.
El Instituto Armado ha estado tomando declaración al grupo de amigos que disfrutaba de unas jornadas de ocio con Miguel Blesa cuando éste fue hallado muerto. Según fuentes municipales, la finca era regentada por la citada sociedad, liderada por unos asesores financieros a los que unía una antigua relación con el expresidente de Caja Madrid.