Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

25S.Urkullu rechaza que vengan a dar lecciones a Euskadi los cuatro partidos españoles que "no pueden solucionar España"

Ortuzar exige "respeto al espacio electoral vasco" y hacer una campaña "solo vasca" porque el 25S no "desatascará" la gobernabilidad de España
El lehendakari y candidato del PNV a la reelección, Iñigo Urkullu, ha afirmado que Euskadi "necesita un Gobierno estable frente a la inestabilidad de España" y ha rechazado que los cuatro partidos españoles vengan a dar "lecciones a Euskadi" cuando "no pueden solucionar España". Por su parte, el líder jeltzale, Andoni Ortuzar, les ha exigido respeto para el "espacio electoral vasco" y que les dejen hacer una campaña "vasca y solo vasca" porque estas elecciones no "van a desatascar la gobernabilidad" de España.
Urkullu y Ortuzar han realizado estas manifestaciones en el Parque de Doña Casilda de Bilbao, donde se ha celebrado durante todo el día la "U-Fest", la fiesta que ha organizado el PNV para este sábado durante la campaña electoral, y a la que se han sumado el candidato a la Presidencia de la Xunta de Compromiso por Galicia (CxG), Xoán Bascuas y el portavoz de Convergència en el Senado, Josep Lluís Cleries.
En su mitin, en el que se han escuchado gritos a favor de la independencia de los asistentes, el candidato jeltzale a Lehendakaritza ha señalado que Euskadi necesita un Gobierno estable frente a la "inestabilidad de España" y un Ejecutivo "sólido, fuerte y responsable abierto al diálogo, la colaboración y el acuerdo".
"Los cuatro partidos españoles han llevado España al desgobierno. La nueva política significa veto y bloqueo, falta de Gobierno y nuevas elecciones cada seis meses", ha subrayado.
Por ello, ha indicado que Euskadi "no se puede contagiar de la política de España", donde llevan "un año de campaña electoral y lo que les queda". "Los líderes de los cuatro partidos españoles se han dicho de todo. Se han insultado, enfrentado. No son capaces de mirarse a la cara y dialogar, de hablar con normalidad y dar una solución. No quiero eso para Euskadi. No quiero insultos, salidas de tono, cerrar las puertas con un portazo", ha asegurado.
Urkullu ha manifestado que el 26 de septiembre, Euskadi necesitará que "sigamos hablando y dialogando" y ha apelado a "preservar la cultura del acuerdo".
El lehendakari ha indicado que los cuatro partidos españoles, que son "incapaces de gobernar España", son tan "audaces que vienen aquí a darnos lecciones". "Lecciones a Euskadi, de los que no pueden solucionar España. En Euskadi no queremos bloqueos, queremos puentes, capacidad de diálogo político y acuerdo", ha añadido.
Por otra parte, ha afirmado que trabajar por el empleo es su "razón principal" y "trabajar para las personas", su "emoción más sentida". En este sentido, ha asegurado, frente a quienes dicen que no han hecho "nada" en cuatro años, que "Euskadi antes miraba para abajo y ahora mira para arriba".
Urkullu ha destacado que Euskadi es "referente" en Europa en muchos aspectos, "ha resistido" y "mira al futuro" porque tiene "potencial para afrontar un porvenir con esperanza", aunque hay "dificultades".
"Lo que más me hace sufrir, es la cifra de demandantes de empleo, cada mes. Me pongo en la piel de quien lleva más de un año sin empleo. En el lugar de las mujeres con dificultades añadidas por la desigualdad. Me imagino al joven que envía curriculums y no obtiene respuesta", ha indicado.
"SEGUIR CREANDO EMPLEO"
Por ello, ha asegurado que el PNV no tiene "ilusión más grande que seguir creando empleo" y avanzar "sin dejar a nadie atrás". "Lo voy a dar todo, lo vamos a dar todo, para reducir la tasa de paro por debajo del 10%. Lo podemos conseguir", ha agregado.
En este sentido, ha recordado su compromiso de invertir 1.000 millones en un nuevo Plan de Empleo y 7.500 millones en un Programa de Reactivación Económica". "Esto no son los 'soviets', Euskadi es 'auzolana', colaboración institucional y concertación público privada", ha subrayado Urkullu, que ha manifestado que va a seguir "arañando empleo a empleo y bajando el paro décima a décima".
El candidato jeltzale ha subrayado el orgullo que siente, como lehendakari, al representar a Euskadi en el mundo, "a un país empeñado en superar la crisis con un crecimiento sostenible, humano e inteligente" y que está "siendo capaz de dejar atrás para siempre la violencia".
ORTUZAR
Por su parte, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido en su discurso de que en esta campaña todos van "contra el PNV".
"Vienen a por nosotros. Para unos somos la derecha inmovilista y autocomplaciente. Para otros, peligrosos secesionistas y próximos socios de los antisistema. Unos nos acusan de no avanzar; otros, de correr demasiado. Oyendo estas cosas, llega uno a la conclusión de que el PNV es la leche. Somos capaces de ser de izquierdas y de derechas al mismo tiempo, de ser conservadores y progresistas, de ser regionalistas e independentistas, pactistas y rupturistas", ha ironizado.
Ortuzar ha asegurado que lo deben saber es que son "única y limpiamente abertzales" y que ponen "a Euskadi, a esta nación y su gente por encima de todo", mientras, para otros, Euskadi "les es secundario".
"Lo único que les importa es quitar de en medio al PNV", ha añadido. En este sentido, ha apelado a la tranquilidad pero no a estar "quietos ni despistados" por las "buenas encuestas". "Necesitamos la mayor movilización de la historia del Partido para que el 25S pueda mirar al futuro con esperanza, con ilusión, con fuerza", ha reclamado.
Ortuzar ha afirmado que pueden presumir de estar "orgullosos y tranquilos" de poder presentar a Urkullu como candidato y le ha agradecido su trabajo en estos cuatro años, en los que ha ido "creciendo", mientras "sorteaba problemas". "Tienes a todo el partido detrás de ti, delante de ti, a tu lado. Donde nos necesites, estaremos", ha afirmado.
El líder del PNV ha manifestado que no solo Euskadi está en un proceso de desarrollo y crecimiento, sino también Urkullu. "El mejor lehendakari Urkullu viene ahora. Lo vais a ver enseguida. Y con él, la mejor Euskadi", ha apuntado.
"CUATRO FANTÁSTICOS"
El líder jeltzale, que se ha referido a los "cuatro fantásticos" en referencia a los líderes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, ha manifestado que, mientras el PNV está "manos a la obra", llegan "los visitantes ilustres españoles" a Euskadi.
"Esos que en lugar de estar manos a la obra, están mano sobre mano y tienen bloqueado a su país. Tenemos que mirar a menudo al cielo, no por la galerna, sino porque nos llega la brigada madrileña de paracaidistas. En cualquier momento nos puede caer un Mariano, un Iglesias, un Rivera aerotransportado a cualquier lugar de Euskadi. Van a desfilar todos por aquí", ha señalado.
Ortuzar cree que está "bien que vengan", pero también que "se vayan", porque "no vaya a ser que nos contagien su atrofia para hablar y para acordar". "Lo que ya no está tan bien es que vengan solo y exclusivamente a hablar de lo suyo y no de Euskadi. Que vengan aquí a buscar un altavoz a su cruce de declaraciones y pullas", ha manifestado.
Por ello, ha señalado que le gustaría oírles hablar "de qué planes tienen para Euskadi", de si van a respetar el autogobierno o de si van a "dejar de recurrir todas las normas y leyes vascas".
"Ojalá me equivoque, pero no vamos a oírles hablar de nada de esto. Como diría Sabina, vendrán con su letanía de santo reproche y 'agur Ben-Hur'. Por eso les pido, incluso más, les exijo respeto para el espacio electoral vasco. Que nos dejen hacer una campaña vasca y solo vasca", ha indicado.
Ortuzar ha manifestado estas elecciones no son primarias "de no sé qué", ni van a "desatascar la gobernabilidad de no sé dónde", sino que son para elegir el Parlamento vasco. "Solo queremos respeto a los debates que entre todos los partidos vascos hagamos para que la ciudadanía sepa qué defiende y propone cada cual, sin ruidos extraños, sin interferencias ajenas a la política vasca", ha afirmado.