Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez abre juicio oral contra Fabra y le impone una fianza de 4,2 millones

También serán juzgados su esposa, el empresario Vicente Vilar y la exesposa de éste

El juez del juzgado de primera instancia e instrucción número uno de Nules ha acordado la apertura de jucio oral contra el expresidente de la Diputación de Castellón y presidente del PP provincial, Carlos Fabra, y su exmujer, María Desamparados Fernández, por el 'caso Naranjax'. Además, se juzgará también a Vicente Vilar, administrador único de la empresa, y su entonces mujer Montserrat Vives. Según se ha informado, el juez le ha impuesto a Fabra una fianza de 4,2 millones de euros por responsabilidad civil.
Así consta en el auto de apertura del juez Jacobo Pin de este viernes, en el que fija una fianza de responsabilidad civil de 4.270.859,6 euros para Carlos Fabra y de 1.718.192,8 euros para su exmujer. Por su parte, a Vicente Vilar le impone una fianza de 800.000 euros, la misma cantidad que a Monserrat Vives.
Al respecto, señala que si transcurrido el tiempo estipulado no verifican la fianza, "embárguenseles bienes de su propiedad en cantidad suficiente a cubrir dicha suma o acredítese en legal forma la insolvencia, abriéndose para ello la correspondiente Pieza de Responsabilidad Civil".
El juez explica que se decreta la apertura del juicio oral contra los imputados porque los hechos de los que se les acusa, que pueden ser constitutivos de "varios delitos castigados con penas privativas de libertad no superiores a nueve años de prisión o bien con cualquiera otras penas de distinta naturales, bien sean únicas, conjuntas o alternativas, cualquiera que sea su cuantía o duración, y por tanto, de los comprendidos en el artículo 757 de la Ley de Enjuciamiento Criminal".
En ese sentido, señala que Fabra y su exmujer, en los ejercicios fiscales correspondientes al periodo comprendido entre los años 1999 y 2004, obtuvieron ingresos que ocultaron a la Hacienda Pública y que no se correspondían ni con el patrimonio ni la renta que declararon.
En el caso de Fabra, en el escrito se indica que en ese periodo no declaró 693.074 euros, distribuidos entre 231.155 del ejercicio fiscal correspondiente a 1999; 124.078,13 de 2000; 174.836,69 de 2002 y 163.003,99 euros de 2003. En relación a su exmujer, apunta que no declaró en tres años un total de 428.644 euros, de los que 154.237,10 corresponden a 1999; 128.510,87 de 2000 y 145.896,61 de 2003.
El juez da diez días a las defensas para formular escrito de conformidad o disconformidad con las acusaciones formuladas, con el apercibimiento de que si no presentaren su escrito en el plazo señalado, se entenderá que se oponen a las acusaciones y seguirá su curso el procedimiento, sin perjuicio de la responsabilidad en que pueda incurrirse.