Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juicio de las 'black' se acerca a su fin con los alegatos finales de las defensas

El juicio de la Audiencia Nacional en el que se dirime si los 65 exaltos cargos y directivos de Caja Madrid hicieron un uso fraudulento de su tarjeta 'black' llegará a su fin en las próximas sesiones con los alegatos de las defensas tras los que el caso quedará previsiblemente listo para sentencia.
El tribunal de la Sección Cuarta de lo Penal acoge este miércoles la vigésimo primera sesión en la que continuarán exponiendo las defensas de los encausados en la línea con los abogados que le han precedido en el uso de la palabra y que han centrado su intervención en, por un lado demostrar que es una práctica nacida en 1988, y por otro rechazar la hoja Excel aportada por Bankia a la causa y que incluye el desglose de los gastos efectuados por las tarjetas.
Respecto al primer punto, la representación procesal de Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2010, y de Rodrigo Rato, su sucesor en el cargo, expuso que el sistema de tarjetas se creó en un acuerdo del Consejo de Administración de la entidad el 24 de mayo de 1988 y por tanto ellos heredaron un sistema instaurado bajo el mandato de Jaime Terceiro y con el que se buscaba "dignificar" la dedicación de los consejeros.
Con ello precisaron que no se trataba únicamente de tarjetas para gastos de representación --como sí defiende el Ministerio Público y las acusaciones-- sino que también eran remuneratorias en tanto no requerían de justificación de gastos y se podía extraer dinero en metálico del cajero, según su versión.
El resto de defensas también atacó duramente la prueba pericial de Bankia --que ejerce la acusación particular-- consistente en la hoja Excel que recoge el desglose de gastos en ropa, viajes, alimentación y menaje del hogar, efectuados entre 2003 y 2012 y por valor de 12,5 millones de euros.
JUICIO PARALELO
Los abogados de los acusados han incidido también en el juicio paralelo que se ha celebrado contra sus defendidos, para quienes pidieron su absolución. Al respecto Carlos Aguilar, abogado de Miguel Blesa, dijo en su alegato final que se les había "cortado la cabeza" antes de ser juzgados.
Alguno incluso afeó al fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, que hablara en su exposición final de "una actitud de pillaje y rapiña" por parte de los exdirectivos y consejeros de la entidad nacionalizada respecto al uso de sus plásticos, los que considera "claramente ilegales" y contradictorios a la normativa de la caja.
El juicio, en el que se dirime si los 65 encausados incurrieron en delito continuado de apropiación indebida y administración desleal, estaba previsto que quedara listo para sentencia el pasado año pero prolonga los días 11, 12 y 30 y 31 de este mes para continuar con la exposición de los informes, tal y como anunció la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, en la última sesión celebrada el 22 de diciembre.