Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez de guardia abre diligencias por un delito contra el orden público por el incidente del chupinazo

Chupinazo. Foto: EFEcuatro.com

El juez de guardia ha abierto diligencias por un supuesto delito contra el orden público por el incidente previo al chupinazo que ha dado inicio a los Sanfermines de 2013.

Las fiestas han comenzado con 20 minutos de retraso después de que varios radicales hayan colocado una ikurriña gigante frente a la fachada del Ayuntamiento de Pamplona, lo que ha impedido el inicio de los Sanfermines a las 12 horas.
Los desconocidos han salido al tejado de una de los edificios de la plaza Consistorial y desde allí han colocado la ikurriña sobre una sirga que cruzaba la plaza Consistorial. Un agente de la Policía Municipal ha podido cortar el cable y acto seguido han dado comienzo los Sanfermines.