Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ponga justifica las compras en El Corte Inglés: "Era importante hacer regalos"

Los exconsejeros de Caja Madrid recibidos entre gritos de "golfos y mangantes" de los preferentistascuatro.com

El exsecretario de Hacienda Estanislao Rodríguez Ponga (PP) ha justificado ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, la compra de productos del supermercado de El Corte Inglés como "gastos de representación" inherentes a su cargo como consejero de Caja Madrid. "Era importante hacer regalos a algunas personas, era parte de mi función como consejero", ha señalado, según fuentes jurídicas presentes en la declaración. El juez Andreu interroga hoy a diez antiguos miembros del Consejo de Administración de la entidad  por el uso que hicieron de las 'tarjetas black', en las que cargaron gastos personales por valor de 15,5 millones de euros entre 1999 y 2012.

Rodríguez Ponga, que ha declarado junto a otros ocho antiguos consejeros de la entidad en la pieza separada del 'caso Bankia' en la que se investigan las 'tarjetas black', ha defendido la legalidad de los 255.400 euros que cargó a su visa opaca y ha argumentado que constituía una parte de su retribución destinada a gastos de retribución que, a diferencia de las dietas, no tenían que justificarse.
"Yo pregunté si tenía coche, chófer, teléfono y despacho y me dijeron que no pero que tenía una tarjeta con unos límites que primero fueron de 25.000 y luego de 50.000 euros", ha señalado el exalto cargo en los Gobiernos de José María Aznar, que se ha mostrado convencido de que la entidad tributaba ante Hacienda por estos gastos.
Hoy es el turno de seis representantes en Caja Madrid designados por el Partido Popular (PP), entre los que se encuentran el también exsecretario de Estado de Hacienda, José Manuel Fernández Norniella, que cargaó 175.400 euros, o el expresidente de la Asamblea de Madrid Jesús Pedroche, que gastó 132.000 euros.
También lo harán el exsecretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada (139.900 euros) y los vocales Alberto Recarte (139.900) y Mercedes Rojo (119.300). A continuación están citados los exconsejeros socialistas Virgilio Zapatero (36.000 euros), José María de la Riva (208.900) y Antonio Romero, exsecretario de Organización del PSM (252.000), y el representante de CCOO Francisco Baquero (266.400).
Todos ellos están imputados, junto a los otros 17 exconsejeros que el juez ha citado a declarar esta semana, por un delito de administración desleal, que habrían cometido por autorizar el uso de los plásticos, y otro de apropiación indebida, que se podría atribuir a los 82 exdirectivos que los utilizaron.
APUNTAN A BLESA
La mayoría de los diez exconsejeros de Caja Madrid que ya han declarado ante el juez han señalado que, a partir de 1996, con la entrada de Miguel Blesa en la presidencia de la entidad, se generalizaron los "gastos personales" con las 'tarjetas black', que eran utilizadas con una gran "flexibilidad", según fuentes jurídicas presentes en la declaración.
El juez instructor, que ya imputó por estos hechos a los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa y al exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj, destacaba en su auto de imputación la necesidad de "dilucidar el concepto" por el que se emitieron las tarjetas para determinar si se cometió un delito de administración leal, que habrían cometido los exconsejeros por autorizar el uso de los plásticos, o bien uno de apropiación indebida, que se podría atribuir a los 82 exdirectivos que los utilizaron.
Además, imputó a otros 51 exdirectivos de la caja madrileña que hicieron uso de las 'tarjetas black', entre los que se encuentran el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno, el exconcejal de Madrid Ignacio del Río (PP) o el exdiputado socialista José Acosta.