Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro defiende su instrucción ante las críticas de "altas instancias institucionales"

El juez Castro sale de los juzgados de Palma de MallorcaEFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, José Castro, se defiende en el auto en el que cierra la investigación del "caso Nóos" frente las críticas vertidas "desde altas instancias institucionales, políticas, mediáticas e incluso judiciales" que han calificado su instrucción de demasiado larga. Afirma que no ha acordado ninguna diligencia que "a priori" creyera inútil para la averiguación de los hechos. El magistrado ha manifestado que "se ha cerrado un ciclo".

Al inicio de los fundamentos jurídicos del auto notificado, en el que mantiene la imputación de la Infanta Cristina por delitos fiscales y de blanqueo de capitales, Castro recuerda que abrió la investigación el 20 de julio de 2010 y niega que su labor haya permanecido inactiva ni siquiera antes situaciones que podrían haberlo motivado como la elevación de una exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Valencia o la emisión por la Agencia Tributaria de los informes que se le solicitaron.
 "Muy al contrario, se han utilizado días y horas que, en otro caso, serían inhábiles para la práctica de actuaciones judiciales concentrándose en ellas el mayor número posible de diligencias", recuerda Castro, sin duda en alusión a las citaciones en sábado de los principales imputados.
"QUEDA TRABAJO POR HACER"
A las puertas del juzgado, el juez ha sido preguntado sobre si se encuentra satisfecho tras cuatro años de investigaciones, a lo que ha respondido: "Bueno, aún no se ha acabado, todavía hay recursos y queda trabajo por hacer". En cuanto a la posibilidad de que la Fiscalía Anticorrupción recurra su resolución, el juez ha aseverado que "está en su derecho" y que "es lógico".
El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma ha puesto fin, así, a la instrucción del caso Nóos tras cuatro años de investigaciones, y ha acordado mantener la imputación de la Infanta Cristina por presunto blanqueo de capitales y como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales. El juez abre así la vía para que la Duquesa de Palma pueda sentarse en el banquillo de los acusados.