Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La investidura vuelve a la casilla de salida

En el calendario político hay ahora mismo sólo dos fechas marcadas. Este lunes, el Rey ha convocado al presidente del Congreso, Patxi López, para que le facilite de nuevo la lista de los representantes políticos. Y el día elegido para comenzar las consultas es el próximo miércoles. A partir de ahí, es el monarca el que manejará los tiempos. El objetivo es escuchar a los candidatos, si tienen nuevos apoyos, y volver a pedir a uno de ellos que lo intente. A partir de ahí, empezará la cuenta atrás. Si el ritmo es el normal, la primera votación sería en la segunda semana de febrero, habría de plazo 2 meses, hasta la segunda semana de abril, y si nadie tuviera más votos a favor que en contra, 54 días después se celebrarían nuevas elecciones. Vayan apuntando en su agenda el 5 de junio, pero todo puede cambiar si algún candidato se garantiza antes los apoyos: Rajoy, con PSOE y Ciudadanos; Sánchez, abanico más amplio, con Podemos e IU, con nacionalistas, incluyendo a Ciudadanos o incluso con la abstención del PP. El gran pacto va sumando papeletas. Pero si todo se dilata, nos iríamos al verano. Mariano Rajoy ha declinado la oferta de Felipe VI y podría volver a hacerlo. Los socialistas, al menos, sí que lo intentarán si el jefe del Estado se lo propone. Eso evitaría al Rey el trago de obligar a algún candidato -algo que la ley tampoco deja claro-. Pero, atención, cualquier español mayor de edad podría ser el elegido. Sí, usted mismo. Y ya hay quien está haciendo listas: personas relevantes y que puedan concitar el tan ansiado consenso.