Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las instituciones coordinan ya el acto de proclamación de Felipe VI

Corona y cetro real que se usarán en la proclamación de Felipe VIEFE

Los servicios de protocolo de Zarzuela, Moncloa y las Cortes Generales han celebrado este lunes una reunión en las dependencias del Congreso para iniciar los preparativos de la ceremonia de proclamación de Felipe VI como Rey de España, que tendrá lugar el próximo 19 de junio.

Una veintena de personas de las tres instituciones se han dado cita en dependencias parlamentarias para comenzar a organizar la ceremonia solemne de la proclamación, así como otros actos relacionados con este evento.
De hecho, las tres delegaciones han recorrido algunas estancias del Palacio de la Carrera de San Jerónimo e incluso se ha llegado a abrir durante escasos minutos la Puerta de los Leones, que sólo se abren cuando los Reyes acuden a la Cámara y en las Jornadas de Puertas Abiertas del Congreso.
Se está avanzando
En declaraciones a los periodistas el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha confirmado la celebración de una reunión en la que, según ha recalcado, no se tomarán acuerdos "definitivos" ni tampoco se resolverá todo, pero que sí está sirviendo para "avanzar", sobre todo en el acto de la proclamación, que exige una "preparación".
Posada no ha querido desvelar si los Reyes acudirán a la ceremonia que proclamación de su hijo, Felipe de Borbón, --"como es lógico, son los Reyes los que tienen la última palabra", ha dicho--, ni tampoco si habrá o no parada militar.
Según ha subrayado, "el momento culminante" del próximo 19 de junio será la proclamación del nuevo Rey ante las Cortes Generales y los actos que acompañen a este evento central correrán a cargo de la Casa del Rey y de la Moncloa, que lo organizarán "de la forma que consideren oportuno".