Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una veintena de inmigrantes permanecen encaramados en la valla

Una veintena de personas aguantan desde las 9 de la mañana encaramadas a la valla de Melilla. Gritan desde lo alto pidiendo libertad y la presencia de periodistas.  Los gendarmes marroquíes observan la escena desde un lado y del otro, espera la guardia civil. Un joven exhausto sobre la valla parece al  límite de sus fuerzas. Parece a punto de caer, a pesar de la ayuda de un compañero. Después de minutos de angustia un guardia civil auxilia al chico, lo ayuda a bajar y es trasladado al hospital. Cuando le den el alta irá al Ceti.