Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio en Carcaixent sigue sin estar controlado pero se desarrolla favorablemente

La lucha contra el fuego continúa. El incendio de Carcaixent sigue sin estar controlado ya que quedan focos activos que bomberos y militares tratan de controlar. En la zona hay 800 efectivos. Sin embargo, las previsiones son buenas: la temperatura ha descendido cuatro grados, el viento ha cambiado y hay más humedad. Desde el jueves han sido desalojadas mil personas en la zona. Algunos vecinos han podido regresar ya a casa, pero no pierden de vista al fuego, que todavía está demasiado cerca. Esta madrugada y por precaución tuvieron que salir otras 400 personas de dos urbanizaciones, ellos aún no han vuelto. El fuego de Carcaixent ha calcinado ya más de 1.300 hectáreas. El otro incendio activo, el de Bolbaite, está perimetrado y no hay llama. Los doscientos desalojados ya están en sus viviendas y todas las carreteras han sido reabiertas. Los bomberos trabajan para terminar de controlarlo, pero el fuego ha calcinado 1.500 hectáreas. El incendio de Benifairó de Les Valls está controlado desde ayer, pero aun se está refrescando la zona para evitar que las llamas se reaviven. El otro fuego, el de Terrateig, se ha dado ya por extinguido. En los últimos cuatro días en Valencia se han quemado 3.000 hectáreas de terreno.