Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez imputa también a Pujol Ferrusola por el dinero ocultado en el extranjero

Finaliza el interrogatorio al promogénito de Jordi PujolEFE

El Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona ha citado al primogénito del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola, para que declare como imputado el jueves 26 de marzo en la causa que investiga por la ocultación por parte de la familia de fondos en el extranjero sin regularizar durante más de treinta años.

En un auto al que ha tenido acceso Europa Press, la juez Beatriz Balfagón considera imprescindible su interrogatorio ante la "falta de concreción" de la familia sobre fechas de ingresos, importes y conceptos relativos a la gestión de la fortuna y por la necesidad de recabar todos los datos sobre los fondos ubicados en el extranjero de los que eran titulares.
Recuerda que, según dijeron Jordi Pujol y los tres hijos hasta ahora imputados --Pere, Marta y Mireia--, fue el primogénito quien gestionó entre 1990 y 1992 esos fondos, y también fue el encargado de hacer el reparto entre la mujer del expresidente, Marta Ferrusola --también imputada--, y sus siete hijos "ingresando en varias veces las oportunas cantidades en las respectivas cuentas abiertas por los beneficiarios".
"Fue también él quien pudo tratar directamente con los anteriores gestores y ante el cual estos tuvieron necesariamente que haberle rendido cuentas facilitándole la información sobre la cantidad inicialmente legada por Don Florenci Pujol y la rentabilidad obtenida en los últimos años", dice la juez.
"Al menos así lo indicaron sus hermanos en las diversas declaraciones judiciales prestadas, justificando su ignorancia en el hecho de que fue el hermano mayor quien se ocupó de todo lo relativo al supuesto legado", recuerda la juez, aludiendo a la versión familiar de que el origen de la fortuna es una legado del padre del expresidente.
La magistrada ha citado también el 26 de marzo como testigo a Marta P., quien, según la versión de Mireia Pujol, "fue quien realizó las inversiones de sus fondos desde Andorra y quien logró que éstos se vieran multiplicados, siendo esta la razón por la que las cantidades finalmente regularizadas por ella con Hacienda superan a las de sus hermanos".
Requerimiento a Hacienda
También ha pedido a Hacienda confirmar si la regularización de las declaraciones complementarias de la mujer del expresidente y de los hijos del matrimonio Marta, Pere y Mireia se ha hecho de forma correcta.
Ha rechazado, sin embargo, citar como testigos a la hermana del expresidente, Maria Pujol, y de su marido, Francesc Cabana, y también el requerimiento a Marta Ferrusola para que aporte las notas manuscritas de Florenci Pujol, un oficio al Banco de Madrid y los certificados de defunción de Delfí Mateu y Joaquim Pujol,( quienes también, según el expresidente, gestionaron durante un tiempo este patrimonio), porque su fallecimiento es "público y notorio".
Rechaza las testificales porque cree que "no aportarían nada sobre la realidad y el origen de los fondos que es lo que se trata de investigar", y recuerda que el matrimonio ya dijo públicamente que desconocían la existencia del supuesto legado, y que Jordi Pujol también aseguró que su hermana no estaba al corriente, con lo que ve sus declaraciones insustanciales.
En referencia a la petición de Manos Limpias de que Marta Ferrusola aporte los manuscritos sobre el legado de Florenci Pujol que Jordi Pujol dijo que ella tenía, la juez lo ha rechazado también porque considera que si existiesen ya podría haberlos aportado y cree que es de esperar que no lo haga "dado el silencio mantenido hasta la fecha por la señora Ferrusola", que también se negó a declarar cuando fue citada.
En sus declaraciones como imputados por presunto fraude fiscal y blanqueo de capitales, los tres hermanos aseguraron ante la juez "que su hermano Jordi asumió la gestión de legado", y su padre concretó que el primogénito se encargó de ello desde mayo o junio de 1990, mientras que la mujer del expresidente se negó a declarar, según recordó Manos Limpias en un escrito al juzgado en el que pidió su imputación.
El expresidente relató que el primer gestor de los fondos en Andorra --que Pujol asegura que son legado de su padre, Florenci Pujol-- fue Delfí Mateu, que murió a principios de los 90; desde 1989 fue el primo de expresidente, Joaquim Pujol Figa, quien se encargó de esta labor pero al cabo de unos meses la tarea recayó en Jordi Pujol Ferrusola.