Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno anuncia una subida de impuestos para recaudar 7.500 millones

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en rueda de prensaEFE

El Gobierno ha fijado en 118.337 millones de euros el límite de gasto no financiero del Estado para 2017, conocido como techo de gasto, exactamente la misma cifra que lo finalmente ejecutado este año, y ha aprobado una subida fiscal para recaudar 7.500 millones de euros más. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que el grueso de la recaudación recaerá en el impuesto de sociedades, con el que pretenden ingresar 4.300 millones.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Minsitros, Montoro ha explicado que se ha aprobado un real decreto para elevar la fiscalidad del Impuesto sobre Sociedades para recaudar 4.300 millones de euros, junto con un incremento de 350 millones de euros por el aumento de los impuestos especiales sobre el alcohol y el tabaco, que espera que esté refrendado el 15 de diciembre y que pueda entrar en vigor en esa fecha.
Los impuestos al tabaco crecerán un 2,5% para los cigarrillos y un 6% para el de liar. Los de las bebidas alcoholicas subirán un 5%. El porcentaje de las bebidas azucaradas y carbonatadas, no lo ha querido especificar, ya que, según explicó, la intención del Gobierno es negociar dicha tasa con los grupos parlamentarios. No obstante, ha afirmado que si pretenden recaudar 200 millones de euros en 2017.
También en materia fiscal el Ejecutivo prorrogará en 2017 el Impuesto sobre el Patrimonio y la actualización de los valores catastrales en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), y se compromete analizar una nueva fiscalidad medioambiental, de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea.
En materia de lucha contra el fraude, se ha dado el visto bueno a la rebaja a 1.000 euros del límite de pago en efectivo, así como a la obligatoriedad para unas 60.000 empresas de informar de las facturas de IVA en tiempo real y el endurecimiento de los aplazamientos de pago de deudas con la Agencia Tributaria.
El ministro de Hacienda también ha informado de la creación de un impuesto medioambiental, "una demanda de la Unión Europea".