Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer borrador del plan de la hepatitis C estará listo en 3 semanas

El secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, ha avanzado que en tres semanas estará listo el primer borrador del Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C que elaborarán los expertos nacionales convocados por el Ministerio para determinar los criterios de uso de los medicamentos de última generación contra este virus. Posteriormente se remitirá a las comunidades que serán las encargadas de darle el visto bueno definitivo en el marco del Consejo Interteritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El plan pretende conocer la epidemiología de la enfermedad, crear un registro de pacientes y establecer los criterios científico-técnicos para su tratamiento, lo que conllevará la revisión de los informes de posicionamiento terapéutico y guías de práctica clínica elaboradas hace unos meses, según ha reconocido Moreno.

Desde el Ministerio no han querido precisar cuántos pacientes se beneficiarán de los nuevos tratamientos, después de que hace dos semanas avanzara que en 2015 podrían tratarse unos 7.000. "Era una estimación, no un límite", ha precisado el secretario general, que ha insistido en que el uso de los nuevos fármacos no estarán condicionadas por su precio.

"Cuando conozcamos la dimensión del problema sabremos cómo lo financiaremos. Pero será una decisión clínica, ni económica ni política", ha resaltado.

Cinco expertos nacionales y tres internacionales

En la reunión de este lunes se ha acordado que el comité de expertos del Ministerio esté formado, además de por Rodés, por Agustín Albillos, jefe de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid; Javier Crespo, jefe de Servicio de Digestivo del Hospital Marqués de Valdecilla (Cantabria); María Buti, jefa de Servicio de Medicina Interna del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona; Alfonso Moreno, catedrático de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid; y Antonio Andreu, director del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

Estos expertos tendrán una primera reunión este mismo miércoles y cuando tengan las primeras líneas estratégicas de la estrategia se remitirán a un comité de expertos internacionales "independientes" seleccionados por el Ministerio, formado por el italiano Massimo Colombo, del IRCCS Maggiore Hospital de Milán (Italia); Michael Manns, de la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania), y Jean Michel Pawlotsky, director del Centro Nacional de Referencia para Hepatitis Víricas y del departamento del Hospital Henri Mondor de Creteil (Francia).

Después se pedirá la participación de las comunidades, que deben nombrar un experto responsable para el plan y los centros y unidades especializadas de que disponen, así como las sociedades científicas, colegios profesionales y asociaciones de pacientes.

Tras sus aportaciones, el documento de la estrategia se remitirá de nuevo a los expertos para ser aprobado de forma definitiva en un Consejo Interterritorial que de momento no tiene fecha. "Será cuando tenga que ser, si hay que hacer uno especial, se hará. Aquí lo más importante es contar con un plan", ha insistido Moreno.

El secretario general de Sanidad se ha mostrado confiado en que las comunidades aplicarán la estrategia que se acuerde y se garantizará la equidad en el acceso a los tratamientos. "Cuando hacemos un enorme esfuerzo para que se apruebe una estrategia es porque las comunidades se comprometen a hacerlo (...) Si se produce alguna distorsión no va a quedar oculta", ha resaltado.

Registro de pacientes en tratamiento

De hecho, el Ministerio ya ha pedido a las autonomías que elaboren un registro para conocer cuántos pacientes hay actualmente en tratamiento y qué genotipo del virus y grado de fibrosis presentan, ya que "es clave para decidir que tratamiento seleccionar en cada caso", ha explicado Rodés, que ha negado que tenga ninguna relación económica con algún laboratorio farmacéutico.

De forma paralela, Sanidad ha insistido en que se van a revisar tanto los informes de posicionamiento terapéutico (IPT) como las guías de práctica clínica elaboradas hace unos meses por expertos y las comunidades. "Es un procedimiento válido pero no está de más revisarlo. No pueden ser estáticos sino dinámicos", ha remarcado el secretario general de Sanidad.

Moreno no ha descartado que se pueda optar por la compra centralizada para adquirir los fármacos de última generación ya incorporados a la sanidad pública y los que se aprobarán próximamente, y ha pedido "máximo respeto" cuando hay procesos de negociación abiertos, en referencia a las críticas vertidas por varios grupos políticos. "Hay que apelar a la responsabilidad. Así no gana ni el SNS ni los pacientes, que es para lo que estamos aquí", según Moreno