Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal cree que el tesorero de CDC sólo era "el gatillo" para las comisiones

El fiscal del caso Palau considera que los tesoreros de CDC sólo eran "el gatillo de la pistola" del partido para el supuesto cobro de comisiones ilegales de los convergentes a la constructora Ferrovial a cambio de concesiones de obras públicas, y que ha cifrado en un total de 6,6 millones de euros.
"Sin duda, el tesorero del partido no estaba solo. A nadie con un mínimo sentido común se le puede escapar que el tesorero solo no puede sostener todo", ha concluido el fiscal Emilio Sánchez Ulled en el juicio, al exponer su informe final este martes sobre la supuesta financiación ilegal de CDC.
Pese a esta convicción, Ulled ha explicado que decidió acusar solamente al extesorero Daniel Osàcar --dado que su antecesor, Carles Torrent, murió-- y al partido como entidad, pero no a otros cargos, porque no quiso acusar por acusar: "Me quedo con aquello que pueda demostrar".