Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La firma del acuerdo con el PNV desatasca los presupuestos del Estado

El ministro Montoro y el consejero de economía vasco firmaban anoche en Vitoria el acuerdo que desatasca los presupuestos del Estados, un acuerdo del que afirmaba sentirse “enormemente satisfecho” Azpiazu. El PNV arrancaba así al Gobierno una rebaja millonaria del cupo, el dinero que anualmente entrega el País Vaco por los servicios que presta al Estado.

El cupo pasa de los 1.560 millones de euros de 2016 a 956, una rebaja de más de 500 millones anuales. Además, el Estado devolverá al Euskadi 1.400 millones de euros por discrepancias contables.

Horas después de firmar, Montoro defendía sus cuentas; “Ni séptimo cielo, ni siete plagas. Ni este presupuesto nos va a llevar a la cima, pero tampoco al abismo”