Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia Pujol, en la lista Falciani

Finaliza el interrogatorio al promogénito de Jordi PujolEFE

La familia del expresident de la Generalitat, Jordi Pujol, ya tenía dinero en el extranjero en 1994. Según la lisra Falciani, que en España publica El Confidencial, el hijo mayor, Jordi  Pujol Ferrusola, y su esposa, Mercè Gironès, abrieron una cuenta en mayo de 1994 en la filial suiza del HSBC.

Los datos de extraídos de la rama suiza del HSBC por el informático Hervé Falciani demuestran que Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat, tuvo una cuenta en esta entidad entre el 3 de mayo de 1994 y el 2 de febrero de 1995.
Los datos no precisan cuánto dinero hubo en esa cuenta, abierta por Pujol Ferrusola y su esposa, Mercè Gironés, y con la que estuvieron relacionados sus hijos, Mercè, Yoreli y Nouria, entonces menores de edad, según publica El Confidencial.
El hijo del 'expresident' se identificó ante el HSBC como "economista director de finanzas-sector de explotación del mármol". En aquella época, recoge el diario digital, Pujol Ferrusola y Gironès administraban una sociedad llamada Natural Stone que logró contratos con la administración pública, como el suministro de 100.000 metros cuadrados de mármol para la ampliación del Aeropuerto de El Prat.
Además, los datos precisan que el matrimonio facilitó a HSBC como dirección de correspondencia el número 5-15 de la calle Ganduxer de Barcelona, la misma dirección de sociedades como Active Translation, Project Marketing e Iniciatives Marketing i Inversions S.A.
Estas sociedades están bajo la lupa del juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que está investigando los ingresos procedentes de constructores y contratistas de las administraciones públicas catalanas en el marco de su causa contra Jordi Pujol Ferrusola para determinar si recibió comisiones ilegales a cambio de intermediar en la consecución de contratos públicos.
El informe policial que valió para la imputación del matrimonio Pujol Gironès sitúa las primeras operaciones del matrimonio en el extranjero en 2002. Según la Agencia Tributaria, movieron 32 millones de euros hasta 2012.