Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal pide 69 años de cárcel para el exprofesor del colegio Valdeluz de Madrid acusado de abusos

La Fiscalía de Madrid solicita 69 años de cárcel para el exprofesor del colegio Valdeluz Andrés D. por catorce delitos de abuso sexual cometidos presuntamente contra alumnas de este centro escolar situado en el madrileño barrio del Pilar, en el distrito de Fuencarral-El Pardo.
En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, se solicita también que se prohíba al acusado aproximarse a sus víctimas a una distancia no inferior a 500 metros de su domicilio o de su lugar de estudios o de trabajos en periodos de tiempo que oscilan entre los doce y los cinco años.
Hace unos días, la Audiencia Provincial de Madrid ordenó a apertura de juicio oral, cuya fecha aún no está señalada, según las mismas fuentes. Y se dio traslado a las partes para que emitieran sus respectivos escritos de acusación.
La apertura se acordó a instancias de la Fiscalía de Madrid, que el pasado noviembre remitió un escrito en el que pedía que se realizaran ya los trámites para sentar al docente por trece delitos continuados de abuso y uno de abuso sexual.
En el auto de procesamiento, el juez detalló 15 supuestos casos de tocamientos por parte del acusado. Por ello, entendía que los hechos encajaban en el artículo 181 del Código Penal.
En el banquillo se sentará el profesor por catorce delitos de abuso sexual. También estará en el juicio la representación del colegio Valdeluz como responsable civil subsidiario y la academia Siglo XXI, donde se habrían cometido la mayoría de los supuestos abusos a los menores. Además, Mapfre estará como responsable civil para responder de las indemnizaciones.
En la resolución, los magistrados subrayan que de la instrucción se desprende que "los hechos investigados revisten caracteres de delito", agregando que existe base suficiente para su persecución.
El profesor fue detenido en febrero de 2014 en el mismo centro escolar ante la sorpresa de los alumnos y los padres del centro. A muchos les sorprendió la noticia, ya que algunos padres le describían como "el alma" del Valdeluz al ser el encargado de organizar las fiestas del centro escolar.
En la causa estaban imputados el exdirector del Valdeluz Eustaquio I. y el anterior jefe de estudios Juan José C., pero el juez acordó levantarles la acusación tras la instrucción del caso.