Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blesa defiende que las tarjetas 'black' no estaban ocultas

Un correo en el que se hablaba de las "tarjetas black a efectos fiscales" destapó el caso por el que este viernes ha comenzado a declarar el ex presidente de Caja Madrid: "Yo no reconozco este correo. No lo he leído. Si lo hubiera leído en su momento hubiera tratado de aclarar qué es lo que se decía ahí." Es lo que ha dicho Blesa al tribunal que lo juzga, porque para el expresidente de Caja Madrid, las black, no eran opacas, ni se ocultaban a Hacienda. Se instauraron en el año 88, mucho antes de que él fuera presidente de la entidad financiera que tuvo que ser rescatada de la bancarrota. Blesa ha sido locuaz explicando que las tarjetas black se crearon para "dignificar" la retribución de los consejeros. Un pago que él mismo amplió a 25.000 euros anuales: de libre disposición y sin justificación.