Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exhuman los restos de Ruiz-Mateos para realizarle una prueba de paternidad

Ruiz-MateosEFE

Los restos mortales del empresario José María Ruiz-Mateos han sido exhumados este viernes para la realización de una prueba de paternidad respecto a Adela María Montes de Oca, quien afirma ser su hija.

Según informa Europa Press, los restos del empresario han sido trasladados desde el columbario de la Iglesia de Nuestra Señora de la O hasta el cementerio municipal de Rota, donde los forenses realizarán la recogida muestras necesarias para la realización de la prueba.
Según ha podido conocer Europa Press, la autorización se ha llevado a cabo a "los meros efectos de extraer las muestras biológicas necesarias a fin de remitirlas al Instituto Nacional de Toxicología para cotejar el ADN obtenido" de la demandante, Adela María Montes de Oca.
Por su parte, la representación legal de Adela María Montes de Oca presentó el 13 de octubre de 2016 un escrito en el que solicitaba nuevamente la exhumación del cadáver, con el fin de obtener muestras biológicas del mismo y practicar la oportuna prueba biológica de paternidad, mediante cotejo de ADN. Tras ello, el Ministerio Fiscal presentó escrito adhiriéndose a la solicitud, y la parte demandada oponiéndose a la misma.
La prueba pericial biológica de ADN propuesta ya fue declarada pertinente en un auto dictado por este juzgado el 21 de octubre de 2014, que en vida del demandado, acordó librar oficio al Instituto Nacional de Toxicología para que señalara día y hora.
Ruiz-Mateos fue citado  en dos ocasiones, la primera: el 12 de enero de 2015, pero no compareció. El 23 de marzo se le volvió a citar, pero el empresario no se presentó a dicha citación. Tras ello, se acordó librar oficio al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses para anular el informe elaborado dada la incomparecencia del demandado, y se citó a las partes para la celebración de la vista, prevista para el día 12 de noviembre de 2015. 
Ruiz-Mateos, quien había sido ingresado una noche antes en la cárcel de Soto del Real, murió el 7 de septiembre de 2015 a los 84 años de edad en un hospital del Puerto de Santa María,Cádiz.