Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exdirectivo de Ferrovial dice que los pagos al Palau eran solo por patrocinios legales

El exdirector de relaciones institucionales de Ferrovial Juan Elizaga ha asegurado que todos los pagos al Palau de la Música fueron por contratos de patrocinio "que no tenían ninguna irregularidad", con lo que ha negado que incluyesen pagos a CDC a cambio de obras públicas, tal y como sostiene la Fiscalía.
En su declaración como acusado este viernes en el juicio del caso Palau, Elizaga --que se enfrenta a cuatro años y medio de cárcel-- ha explicado que les interesaba ser miembro de honor de esta institución porque era una entidad "con un prestigio impresionante" que permitía a la constructora introducirse en el mercado catalán.
Ha afirmado que el convenio con el Palau supuso una relación satisfactoria para ambas partes y que fue un "privilegio" poder contar con un patrocinio exclusivo como éste.
Ha insistido en que el objetivo de los convenios de patrocinio era potenciar la presencia y la imagen de la empresa en Catalunya y ha asegurado que tenían otros convenios similares en otras zonas de España.
Estos patrocinios, por los que el Ferrovial abonó a la institución unos 11 millones de euros de 2001 a 2010, se cancelaron por dos razones: la llegada de la crisis económica y la fama que la institución adquirió después de la entrada y registro de los Mossos d'Esquadra en julio de 2009.
Elizaga ha asegurado que no conocía de nada a los extesoreros de CDC Carles Torrent --fallecido en 2005-- y Daniel Osàcar, que era el cargo de CDC que según la Fiscalía iba a cobrar al Palau las comisiones al partido a cambio de obras públicas.
El exdirectivo ha asegurado que sus reuniones con Montull negociaban, entre otras cuestiones, el número de entradas para el concierto inaugural y su ubicación en relación al contrato de patrocinio.
"¿Hasta ese nivel de detalle negociaba con Montull?", le ha preguntado el fiscal Emilio Sánchez Ulled, a lo que Elizaga ha respondido que sí porque, a diferencia de otras instituciones que patrocinaban, a eventos del Palau invitaban a altos cargos.
TOLERANCIA CERO
Tras esta tercera jornada de juicio, un portavoz de la compañía ha reiterado que el patrocinio siempre fue público y se obtuvieron las contraprestaciones habituales en este tipo de actividad cultural.
Ha recordado que se celebraron todos los actos culturales previstos en los convenios de colaboración y se obtuvieron las ventajas de publicidad e imagen propias de este tipo de convenios.
Además, Ferrovial Agroman ha apuntado que las adjudicaciones se realizaron a la oferta con mejor valoración económica y puntuación global, sin tratos de privilegio, y que la compañía practica una política de "tolerancia cero" con la corrupción.